¿Qué fue lo bueno, lo malo y lo peor del gobierno de Trump en EU?

Donald Trump tuvo una frenética presidencia que sólo duró cuatro años; sin embargo, dejó marca tanto en la política estadunidense como en la geopolítica internacional.

Donald Trump realzó miles de acciones en sus cuatro años dentro de la Casa Blanca. (AP)

Agencias y Diego Rodríguez

Este miércoles termina el mandato de Donald Trump tras haber estado cuatro años al frente de la Casa Blanca. A comparación de varios de sus predecesores que lograron la reelección y permanecieron hasta 8 años, el aún republicano perdió ante el demócrata Joe Biden, quien asumirá la presidencia.

El mandato de Trump podría pasar entre uno de los más polémicos, de mayor cobertura periodística, y que de acuerdo con algunos historiadores estadunidenses podría para ser uno de los peores mandatarios en la historia estadunidense.

¿Qué fue lo bueno que hizo Trump?

La frenética presidencia de Trump, que estuvo más plagada de errores y daños democráticos, también tiene ciertos aciertos que incluso han sido reconocidos por sus críticos. Sin embargo, no fueron suficientes para que pueda salvar su legado en un futuro lejano.

Donald Trump en la firma de los acuerdos diplomáticos de Israel en la Casa Blanca (AFP / Archivo)

Los acuerdos diplomáticos de Israel y el mundo árabe

La presidencia de Trump estuvo fuertemente vinculada a la situación en Israel, influenciado principalmente por su yerno Jared Kushner, quien logró junto con el primer ministro Benjamin Netanyahu a entablar relaciones diplomáticas con Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Sudán Baréin y Marruecos, siendo este último un restablecimiento.

¿Trump, el único que no inició una guerra?
Aunque estuvo a punto de iniciar conflictos bélicos contra Irán y Siria, esto con el objetivo de restar influencia al grupo yihadista Estado Islámico, el mandatario se convirtió en el primer mandatario desde 1980 en no haber iniciado una guerra. Desde Ronald Reagan hasta Barack Obama siempre se realizó un conflicto armado.

Israel solamente tenía relaciones diplomáticas con sus vecinos de Jordania y Egipto. Sin embargo, muchos de los países mantienen en común en tener a Irán como una amenaza para la región, ya que tiene vínculos con Hezbolá, el cual controla secciones de Cisjordania, Líbano y Siria. Todos los acuerdos fueron gestionados bajo el mando de Mike Pompeo, quien fue como su secretario de Estado.

Kim Kardashian visitó la Casa Blanca para impulsar el First Step Act (Archivo).

La reforma judicial en Estados Unidos

El First Step Act (Acta del primer paso) Es una de las mayores reformas penales que fueron aprobadas durante su administración, que incluso fue impulsada por la estrella de televisión e influencer de redes sociales, Kim Kardashian. 

La medida permite que los jueces tengan más compasión al sentenciar a determinadas personas, que generalmente fueron víctimas de la delincuencia y tráfico de drogas, así como delitos menores que están cargados en algunos casos de racismo institucional. Los infractores no violentos tienen la oportunidad de volver a ingresar a la sociedad como ciudadanos productivos y respetuosos de la ley.

Los cheques emitidos en apoyos económicos a familias fueron emitidos por el Departamento del Tesoro. (AFP / Archivo)

Los apoyos económicos al inicio de la pandemia

Pese a su cuestionado manejo sobre la pandemia de covid-19, el mandatario impulsó un paquete económico en los primeros meses de la emergencia sanitaria, con la que tuvo el aval tanto de los republicanos como de los demócratas, así como de su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Los apoyos económicos fueron destinados para que las familias tuvieran pagos de hasta mil 200 dólares, esto tras haber perdido su empleo o negocio durante el confinamiento. Así como ayudar en el financiamiento de las coberturas médicas para personas que se enfermaron de covid-19. 

Los demócratas han buscado aprobar más paquetes para rescatar la economía estadunidense, con el objetivo de evitar mayores cierres de comercios y un aumento en los niveles de desempleo.

Donald Trump junto al líder norcoreano Kim Jong-un en la Zona Desmilitarizada de Corea (AP / Archivo)

​El diálogo con Corea del Norte

Donald Trump ha sido el primer presidente de Estados Unidos en pisar Corea del Norte mientras estaba en funciones. Tras haber mantenido un inicial conflicto con el líder Kim Jong-un, en donde existían amenazas de iniciar una guerra nuclear.

Carter fue el primero... como ex presidente
El ex presidente demócrata Jimmy Carter viajó a Corea del Norte para dialogar con el abuelo de Kim Jong-un y fundador de Corea del Norte, Kim Il Sung, con el fin de desistir al régimen de iniciar su programa nuclear. Aunque se llegó a un acuerdo, días después fallecería el supremo líder y Kim Jong-Il tomaría el poder y continuaría con el plan.

Trump se reunió tres veces con Kim con el fin de detener su plan de armamento nuclear, así como favorecer el diálogo con su vecina Corea del Sur. Aunque no hubo avaneces en el desmantelamiento, se convirtió en primer mandatario en no tener una posición contra el régimen comunista.

Trump, Peña Nieto y Trudeau, junto a Idelfonso Guajardo, Robert Lighthizer y Chrystia Freeland en la firma del T-MEC en el G20 de Argentina (Cuartoscuro / Archivo)

La guerra comercial con China y el T-MEC

Pese al rechazo de gran parte de la comunidad internacional, en Estados Unidos vieron con buenos ojos, tanto los demócratas como los republicanos, cómo la administración Trump impuso cara ante el crecimiento económico de China, que incluso fue defendida por algunos de sus aliados históricos en Europa.

La medida, que tensó los mercados internacionales y las relaciones diplomáticas, generó algunos ganadores en el tema de exportaciones, principalmente con México,el cual tras la aprobación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), se fortaleció el vínculo económico en la región.

Tras rechazar el TLCAN, al que consideraba "el peor acuerdo de la historia", decidió renegociar un nuevo tratado económico que no sólo será la actualización del convenio firmado desde 1993, sino que buscara aumentar la vinculación regional entre los tres socios, con el fin de favorecer principalmente a la manufactura estadunidense.

¿Qué fue lo malo que hizo Trump?

Trump será recordado por ser uno de los presidentes, no sólo de los menos diplomáticos, sino también de los más controvertidos. Su gestión estuvo plagada de intentos de evadir la justicia, así cómo romper tratados y conflictuar con los aliados históricos de Estados Unidos.

La tensión entre EU e Irán se agravó tras la muerte de Qasem Soleimani (AFP / Archivo)

Abandonar el Acuerdo de París y el tratado nuclear con Irán

El mandatario logró que Estados Unidos abandonara el Acuerdo de París contra la crisis climática, esto con el fin de beneficiar el crecimiento económico a través de las energías contaminantes, principalmente vinculadas a otros socios del mandatario. La decisión de Trump criticada tanto por organizaciones ambientalistas como varios países firmantes del acuerdo.

Trump fue una de las personas más escépticas del sobrecalentamiento global, junto a su homólogo brasileño Jair Bolsonaro. El gobierno de Estados Unidos también abandonó el Tratado de Cielos Abiertos, que facilita el reconocimiento de vuelo no armamentistas y que Rusia también dejaría meses más adelante, así como acuerdos nucleares con Moscú.

Sin embargo, la mayor ruptura fue el Acuerdo Nuclear con Irán, que había sido firmado por su antecesor Barack Obama y y otros países europeos.

La salida de Estados Unidos provocó que Teherán retomara sus actividades en sus plantas y aumentar la adquisición de uranio enriquecido, así como elevar la tensión diplomática que estuvo a punto de generar un conflicto armado tras el asesinato del líder de la Guarda Revolucionaria de Irán, Qasem Soleimani.

Trump sobrevivió a su primer juicio político en el Congreso de EU por la 'trama ucraniana'. (AP / Archivo)

La 'trama rusa' y la 'trama ucraniana'

Tras haber ganado las elecciones en 2016, los demócratas y las autoridades estadunidenses investigaron los posibles vínculos entre la campaña de Trump y el gobierno de Vladimir Putin. Incluso, que fue favorecido tras el escándalo entre Facebook y Cambridge Analytica.

El fiscal del caso, Robert Mueller, dictaminó que existían evidencias de posibles vínculos entre el Moscú y miembros de la campaña de Trump, con el que sentenciaron a varios de sus allegados, como Roger Stone y Michael Flynn, que fueron indultados por el propio mandatario.

El juicio contra Facebook
Tras el escándalo de Cambridge Analytica, el cofundador de Facebook, Mark Zuckerberg, enfrentó su primer juicio en el Congreso de Estados Unidos, en que se llevó por primera vez un caso contra una de más grandes empresas tecnológicas en el país, que también fue acusada de monopolio junto a Apple, Amazon y Google.

Sin embargo, Trump enfrentaría su primer juicio político hasta la develación de la 'trama ucraniana' esto por haber presionado al gobierno de Volodimir Zelenski y varios funcionarios de Estados Unidos para que investigaran al hijo de Joe Biden, Hunter, quien laboraba en Ucrania, con el fin de vincular al demócrata con nexos en Moscú.

Trump salió exonerado de su primer juicio político tras no alcanzar los votos suficientes en el Senado para que pudiera ser destituido de su cargo por "obstrucción de justicia" y "abuso de poder", esto gracias al respaldo que contaba con los republicanos.

Donald Trump en la reunión del G7 en Francia frente a la canciller alemana Angela Merkel. (Reuters / Archivo)

La postura contra sus aliados históricos en Europa

Los desencuentros de Trump con los líderes del G7, así como de la OTAN y G20, fueron evidentes en varias ocasiones, principalmente contra el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana Angela Merkel; además de apoyar gobiernos y líderes que compartían su ideología como en Brasil, India y Reino Unido.

Trump no sólo usó Twitter para expresar sus puntos de vista, sino también para criticar mandatarios y gobiernos como sus vecinos Canadá y México, así como el gobierno iraní y chino, que se fue agravando en este último debido a la pandemia de covid-19.

La líder demócrata Nancy Pelosi rompiendo el discurso pronunciado por Trump en el Estado de la unión. (AFP / Archivo)

Constantes conflictos con los demócratas

Durante la gestión de Trump también se produjeron profundas divisiones políticas entre republicanos y demócratas, tanto en el Congreso de Estados Unidos como alcaldes y gobernadores en el país, principalmente por la situación de su juicio político, y que se fueron agravando conforme a la pandemia de covid-19 y las elecciones de 2020.

Trump dirigió sus ataques principalmente contra los líderes demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, al ex presidente Barack Obama, la ex primera dama Hillary Clinton, el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, y hasta la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser.

Varios de los proyectos políticos del mandatario, como la construcción del muro fronterizo y la eliminación del Obamacare, enfrentaron resistencia incluso dentro de la Corte Suprema de Estados Unidos, esto sumado a los constantes cierres del gobierno ante la falta de acuerdo para el presupuesto federal.

Michael Cohen fue el abogado de Trump hasta su detención por fraude fiscal y violar ley de financiamiento de campaña (Archivo)

Sus evasiones de impuestos y denuncias de agresión sexual

Uno de los temas más polémicos durante su presidencia fue sobre sus declaraciones de impuestos, que fueron ocultadas por el mandatario durante su presidencia ante varios requerimientos de la Fiscalía de Nueva York. Por ello, el mandatario abandonó su residencia oficial en la Gran Manzana para ser oficialmente residente en Florida.

El diario The New York Times reveló los estados financieros del mandatario, en que se comprobó que no pagó impuestos por más de una década, y que incluso cuando ganó la presidencia, sólo pagó alrededor de 700 dólares en gravámenes. Sus empresas también enfrentaban números rojos previo a su victoria presidencial.

Donald Trump, como género literario
Durante la presidencia de Trump, varios de sus ex compañeros de trabajo, e incluso su sobrina Mary L.. Trump, sacaron libros donde revelaban detalles de su gestión como mandatario hasta parte de su vida personal. Hasta la primera dama, Melania Trump, tuvo su libro por parte de su ex amiga.


El ex director del FBI, James Comey, publicó sus memorias tras su destitución; su ex asesor en la Casa Blanca, John Bolton, reveló detalles de sus decisiones en ámbitos internacionales; su ex abogado Michael Cohen detalló su trabajo con Trump, así como sus aficiones a Putin y posturas racistas; y su sobrina exhibió su vida familiar calificándolo de ser una "persona despiadada".

Trump también fue acusado durante su gestión de haber cometido agresiones sexuales previo a su candidatura presidencial, entre ellas una denuncia de violación por parte de la escritora E. Jean Carroll en la década de 1990. 

El mandatario también buscó comprar el silencio de la actriz porno Stormy Daniels a través de su ex abogado Michael Cohen, quien también terminó en prisión por favorecer al fraude fiscal del mandatario con evasión de impuestos y violar la ley de financiamiento de campañas.

¿Qué fue lo peor que hizo Trump?

A comparación de otros mandatarios estadunidenses, donde tuvieron luces y sombras, Donald Trump sí tendría una categoría en donde realizó sus peores acciones, que incluso fue tildado por miles de columnistas en el mundo e intelectuales como un "fascista" y una persona "autoritaria".

Jake Angeli (Jacob Chansley) fue uno de los principales líderes que participo en la toma del Capitolio de Estados Unidos (AFP)

La toma del Capitolio bajo un supuesto fraude electoral

Tras no reconocer la victoria del demócrata Joe Biden, acusando sin pruebas de un supuesto fraude electoral ante tribunales locales y la Corte Suprema de Estados Unidos, sus fanáticos de la extrema derecha terminaron siendo convencidos y provocaron un ataque al Capitolio en el que fallecieron cinco personas y puso en riesgo a los miembros del Congreso de Estados Unidos.

Algunos de los manifestantes, que acudieron al discurso de Trump en el día de la certificación de la victoria de Biden, iban completamente armados. El ataque provocó que para la investidura de Biden se tuviera que reforzar la seguridad y la detención de un centenar de personas que ingresaron al recinto.

¿Trump será el peor presidente de EU?
En Estados Unidos, varios historiadores realizan listas para colocar, de mejor a peor, a los presidentes que ha tenido el país desde 1776. De acuerdo con varios especialistas ya consultados en medios como CNN y Politico, Trump estaría posiblemente entre los tres peores de la historia y con pocas probabilidades de mejorar su calificación en el futuro.


Andrew Johnson (1865-1869) es considerado uno de los peores presidentes al permitir que varios estados del sur de Estados Unidos pudieran aplicar legislaciones racistas contra los afroamericanos durante un siglo, así como favorecer a las entidades que propiciaron la Guerra Civil estadunidense, mientras que James Buchanan (1857-1861) es considerado como "artífice" de la Guerra de Secesión del sur por no haber abordado el tema de la esclavitud.

Twitter y Facebook tuvieron que suspender las cuentas en redes sociales del mandatario y de miles de sus fanáticos creyentes bajo la teoría de conspiración QAnon, tras impulsar la propagación de noticias falsas e incitar a la violencia al desconocer la victoria de Biden.

El republicano, que obtuvo más votos a comparación de su elección de 2016, perdió ante del demócrata en estados clave como Pensilvania, Georgia y Arizona tanto en número de sufragios como en colegios electorales.

La niña hondureña que llora ante la detención de su madre en la frontera entre EU y México se convirtió incluso en la portada de la revista TIME (Getty / Archivo).

La política contra la migración

Trump tuvo el repudio de decenas de organizaciones por imponer las mayores restricciones para impedir la llegada de la migración a Estados Unidos, desde construir un nuevo muro fronterizo al sur del país hasta limitar las políticas de asilo de migrantes centroamericanos y prohibir el ingreso a ciudadanos de algunos países musulmanes.

No sólo buscó imponer políticas de tercer país seguro en Guatemala, El Salvador y Honduras, también buscó amenazar con la imposición de aranceles a México si no controlaba las caravanas migrantes, así como prometer que su vecino del sur pagaría el muro fronterizo. Miles de centroamericanos, haitianos y cubanos permanecieron en las ciudades fronterizas con México a la espera de que fuera recibida su solicitud de asilo humanitario.

El desprecio contra Peña Nieto
A pesar que el ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, lo invitó a la Residencia Oficial de Los Pinos durante la campaña presidencial, Trump siempre tuvo cierto rechazo contra él, que quedó más evidenciado durante el avance de su administración, afirmando que prefería más a Andrés Manuel López Obrador que a su antecesor.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), junto a la Patrulla Fronteriza, favorecieron la separación de familias migrantes que se alojaban en los centro de detención con condiciones deplorables, además de realizar redadas para detener indocumentados que laboraban en industrias y planes para desaparecer las "ciudades santuario" para evitar que fuesen protegidos por las autoridades.

Con la pandemia, la administración Trump buscó limitar el mayor número posible de visas laborales para favorecer a los nacidos en Estados Unidos en la búsqueda de empleo. El gobierno de México, tras la llegada del presidente López Obrador, pudo mantener buenas relaciones, y en que además instruyó a la Guardia Nacional para detener las caravanas migrantes en la frontera entre el estado de Chiapas y Guatemala.

Donald Trump pocas veces uso cubrebocas en público, aún cuando se enfermó de covid-19 (AFP / Archivo)

El manejo de la pandemia de covid-19

Estados Unidos es el país más afectado, en números totales, por la pandemia de covid-19, que dejó hasta el último día de su presidencia, más de 400 mil muertos y superando los 24 millones de casos. Algunos estados, como California y Nueva York, presentaron colapsos en sus sistemas sanitarios y los gobernadores impusieron medidas conforme a su ideología.

Trump no sólo ignoró las recomendaciones internacionales para contener la pandemia, dejó de financiar a la Organización Mundial de la Salud (OMS), acusándolo de favorecer al "china-virus" tras haber brotado en la ciudad de Wuhan.

Trump se enfermó de covid-19 a un mes de las elecciones
En la nominación de Amy Coney Barrett como jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, tras la muerte de la liberal Ruth Bader Ginsburg, un asistente del evento dio positivo a covid-19 y posteriormente se confirmó que Trump había contraído el virus junto a su esposa Melania y su hijo Barron. Estuvo internado en un hospital militar durante tres días y recibió un tratamiento experimental para que recuperase su salud.

Aunque concentró sus esfuerzos y recursos en el desarrollo de la vacuna contra el covid-19 de Moderna Inc., su administración buscó retomar lo más pronto posible las actividades para evitar una mayor caída de la economía con cifras que no se habían registrado desde La Gran Depresión de 1929.

El mandatario buscó el regreso presencial de las escuelas, no mantuvo grandes restricciones en aeropuertos, realizó su campaña de reelección con presencia de asistentes, y minimizó el impacto de la pandemia afirmando que el covid-19 se "iría algún día" con el fin de no generar pánico.

Las luces de la casa Blanca tuvieron que ser apagadas debido a las protestas de Black Lives Matter en Estados Unidos (Reuters)

Reprimir las protestas de Black Lives Matter

Tras el asesinato del afroamericano George Floyd "a pies" del oficial de la policía de Minneapolis, Derek Chauvin, se registraron protestas alrededor de Estados Unidos contra el racismo policial imperante en el país, en que nació el movimiento Black Lives Matter (La vida de los negros importa).

La protesta incluso provocó que el propio Trump fuese resguardado por el servicio Secreto tras las protestas a las afueras de la Casa Blanca. El mandatario no medió ningún diálogo con los manifestantes, incluso los acusó de ser partidarios de la extrema izquierda y utilizó a elementos de la Guardia Nacional para reprimir las manifestaciones en ciudades como Minneapolis, Nueva York y Portland.

Sus simpatizantes, al ver las escenas de protestas en las calles, realizaron diversos ataques armados a los manifestantes y que terminaron radicalizándose conforme avanzaba la campaña presidencial en Estados Unidos. Los casos de racismo policial no disminuyeron tras la muerte de Floyd.

Trump mantuvo una respuesta distante en las emergencias climáticas que ocurrieron durante su mandato. (Archivo)

La respuesta en emergencias climáticas

Trump fue criticado por sus respuestas ante emergencias climáticas, principalmente en los incendios forestales de California y los huracanes en el sur de Estados Unidos.

Eventos desafortunados como lanzar papel higiénico a los damnificados del huracán 'María' sobre Puerto Rico, en que durante su administración tuvo cierto desprecio a la isla caribeña al grado de querer vender el territorio con tal de comprar Groenlandia a Dinamarca, hasta regalar un autógrafo a un policía de Luisiana para que lo vendiera en internet durante los daños del huracán 'Laura', fueron criticados por "falta de empatía".

Durante los incendios en California, Trump afirmó que la crisis climática desparecería al igual que la pandemia de covid-19. En los últimos años, los incendios en la región se han intensificado debido a las altas temperaturas y la ausencia de humedad que favorece a incidentes que provocarían incendios.

dmr

NOTAS MÁS VISTAS