Trump analiza si habrá ataque físico o cibernético contra Irán

Jamenei. “No negociaremos con EU a ningún nivel”, asegura la máxima autoridad del país islámico.
El republicano envió a Mike Pompeo a la ciudad de Yeda para entrevistarse con el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán. (Reuters)

Agencia AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió enviar a su jefe de la diplomacia, Mike Pompeo, a Arabia Saudita para determinar con sus aliados regionales la “respuesta” a los ataques contra la infraestructura petrolera, que según Washington se originaron en Irán.

Pompeo se reunirá hoy en la ciudad de Yeda con el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, para analizar “los recientes ataques a las instalaciones petroleras del reino y coordinar los esfuerzos para contrarrestar la agresión iraní en la región”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

Agencias de noticias y prensa estadunidenses citaron ayer a varios funcionarios de Washington que afirman que el ataque se lanzó desde territorio iraní con misiles crucero y que la Casa Blanca estaba reuniendo pruebas para presentarlas a la comunidad internacional, en la Asamblea General de las Naciones Unidas de la próxima semana.

El vicepresidente Mike Pence reiteró las afirmaciones de Trump de que Irán “parece” estar “detrás de estos ataques” y advirtió que EU “está preparado” para defender sus intereses y los de sus aliados en la región.

“Nuestros servicios de inteligencia están analizando las pruebas en este mismo momento”, dijo, y agregó que Trump decidirá qué hacer “en los próximos días”.

El gobierno republicano de Trump evalúa varias opciones, desde un ataque cibernético hasta un ataque físico contra la infraestructura petrolera iraní o a los Guardianes de la Revolución, la fuerza de élite de la República Islámica, informó NBC News.

El viaje de Pompeo a Arabia Saudita se produce tras los ataques con drones del sábado contra Abqaiq, la planta de procesamiento de petróleo más grande del mundo, y el campo petrolero Jurais, en el este del país.

Los rebeldes hutíes de Yemen se adjudicaron la ofensiva, que redujo a la mitad la producción de petróleo saudita, principal exportador mundial de crudo.

Los hutíes, apoyados por Irán, están en guerra desde 2015 con las fuerzas del gobierno en Yemen, respaldado por una coalición árabe encabezada por los sauditas.

El ayatolá Ali Jamenei, líder supremo iraní, dijo el martes que EU en realidad busca poner de rodillas a Teherán.

“La política de ‘máxima presión’ contra la nación iraní es inútil y todos los responsables de la República Islámica de Irán creen unánimemente que no habrá negociaciones con Estados Unidos a ningún nivel”, dijo en un mensaje televisado.

Jamenei aseguró que mientras haya sanciones no habrá conversaciones directas con Washington.

Trump respondió que no está interesado en reunirse con su par iraní, Hasan Rohani. “Nunca descarto nada, pero prefiero no reunirme con él”, dijo.

Los ataques cortaron a la mitad el bombeo saudita, el equivalente al 6 por ciento de la producción mundial de petróleo.

Y ADEMÁS

EMBATES TALIBANES DEJAN 48 MUERTOS

Dos ataques suicidas de los talibanes dejaron ayer 48 muertos en Afganistán.

La formación insurgente reivindicó un ataque en la ciudad de Char-e-Kar, provincia de Parwan, contra un acto electoral del mandatario Ashraf Ghani, que busca reelegirse a finales del mes.

Ghani salió ileso pero 26 personas perdieron la vida y 42 resultaron heridas cuando un atacante suicida hizo detonar los explosivos que portaba en su motocicleta. Un segundo ataque se realizó contra un edificio del Ministerio de Defensa en Kabul que dejó 22 fallecidos.


NOTAS MÁS VISTAS