Universidades de EU endurecen medidas sanitarias pese a avances en la vacunación

Los alumnos han calificados las medidas como “condiciones de vida estrictas e inhumanas"; las universidades están planeando el retorno de las graduaciones y protocolos para vacunar en el campus.

Universidades de Estados Unidos regresaron a clases presenciales desde hace varios meses. (AP)

AP

Luego de alrededor de un año de mandatos de uso de cubrebocas, pruebas de covid-19 y clases a distancia, el ambiente se tornó tenso en la Universidad de Vermont cuando las autoridades de la escuela tomaron medidas severas por el incumplimiento de las reglas de distanciamiento social y cobertura de rostro ante el aumento de contagios entre los estudiantes.

Cientos de estudiantes recibieron citaciones por violaciones como pararse en la entrada de las habitaciones de otros o ingresar sin cubrebocas al baño de los pasillos, lo que ha desatado un pedido estudiantil asegurando que son “condiciones de vida estrictas e inhumanas”.

“Empiezas a sentirte asfixiado, como que temo salir de mi habitación”, dijo el estudiante de primer año Patrick Welsh en una entrevista en el campus.

En momentos en que las restricciones son relajadas en gran parte de Estados Unidos, las universidades y colegios han dado nuevos pasos para monitorear la vida en los campus ante una propagación del virus entre los estudiantes, que forman parte de los últimos adultos en tener acceso a las vacunas.

Directivos de las escuelas señalan que han tenido que actuar con urgencia para evitar un fin adelantado del semestre o enviar a los estudiantes infectados a sus casas y aumentar el riesgo de contagio.

En semanas recientes, la Universidad de Michigan penalizó a cientos de estudiantes por no someterse a pruebas obligatorias del virus, desactivando sus tarjetas de acceso a los edificios no residenciales.

En tanto, la Universidad de Cornell (Nueva York) anunció que los estudiantes perderían su acceso al Wi-Fi en su campus, materiales de clases e instalaciones por no acudir a los centros de pruebas. La Universidad de Chicago cerró los edificios residenciales por siete días y pasó las clases a distancia luego de detectar más de 50 contagios en cuestión de días.

Las medidas se producen cuando las autoridades escolares ponderan si son factibles las ceremonias de graduación, la manera de vacunar a los estudiantes y si hacen de las vacunas un requisito. La llegada de las temperaturas cálidas y al relajamiento de las restricciones fuera de las instalaciones universitarias representan un reto adicional.

dmr 

NOTAS MÁS VISTAS