Partidos políticos de España se acusan por nueva elección

El presidente en funciones del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, llamó a una nueva elección el 10 de noviembre, la cuarta en el país en cuatro años, luego no obtener el apoyo y permitirle formar el Ejecutivo.
Pedro Sánchez, no logró los apoyos necesarios. (AFP)

José Antonio López

Un día después de que el Rey Felipe no designará ningún candidato a la investidura, luego de que el socialista y presidente de España en funciones, Pedro Sánchez, no logró los apoyos necesarios, por lo que es inminente la repetición de elecciones, hoy fue día de reproches entre toda la clase política del país, en la última sesión de control en el Congreso.

El primero en despacharse contra Sánchez fue el líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, quien le dijo que “para este viaje no hacían falta alforjas. Usted quería ir a elecciones desde el principio”. Con esas palabras inició lo que todos llaman aquí la precampaña hacia las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.

Según el líder de la derecha, Sánchez “instrumentalizado las instituciones de una forma soez” y el presidente en funciones “ofrece la incapacidad más fatua, la nada”. “Quien no es capaz de gestionar su investidura difícilmente puede gestionar una nación como España”, señaló Casado.

En su respuesta, Sánchez recordó que “el 28 de abril después de siete años con recortes e injusticia social (por gobiernos del PP)” los españoles “votaron de manera alta y clara un gobierno progresista que no dependiera de los independentistas”. Al PP le dijo: “Lo que ha ocurrido es que no han asumido su responsabilidad ni tampoco el resultado electoral”.

Sánchez insistió en que la “primera fuerza que ha ganado” ha intentado formar Gobierno y “otras tres que lo que han hecho es bloquear la formación de Gobierno”, en alusión a Podemos (extrema izquierda), PP y Ciudadanos (centroderecha).

Ya con la mira puesta en los comicios de noviembre, Sánchez insistió en que “espero que los españoles nos den una mayoría más rotunda para que ustedes no tengan la capacidad de bloquear la formación de un Gobierno”.

En su turno, el portavoz de Esquerra Republicana (ERC), Gabriel Rufián, también reprochó a Sánchez que no se llegara a un acuerdo para la investidura: “¿Cómo se fue la gente ayer a la cama, ilusionada y contenta? Le preguntó. “Creo que la gente está hasta los bemoles de todos nosotros”, expresó.

Salvo acuerdo de última hora que aquí todos descartan, el próximo lunes se convocarán por ley elecciones, las cuartas en los últimos cuatro años, algo sin precedentes en la historia del país. Al día siguiente se disolverán las cortes.

Unos comicios que tendrán un costo de 170 millones de euros, según el partido Ciudadanos.


jamj

NOTAS MÁS VISTAS