Alcalde de Río, favorito de Bolsonaro, irá a segunda vuelta al perder en elecciones locales

El alcalde ultraconservador, sobrino del fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios y apoyado por el presidente Jair Bolsonaro, podría perder su reelección como alcalde.

Marcelo Crivella, ex cantante gospel, fue electo como alcalde de Río de Janeiro en 2016. (AFP / Archivo)

EFE y AFP

El actual alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, sobrino del fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios (Pare de Sufrir), Edir Macedo, y respaldado por el presidente Jair Bolsonaro, irá a segunda vuelta tras ir en segundo lugar detrás del candidato de centroderecha Eduardo Paes, de acuerdo con sondeos de salida. 

La encuesta fue difundida por el Instituto Ibope tras el cierre de las mesas en las elecciones municipales que este domingo se celebraron en todo Brasil, confirmó la tendencia observada en las últimas semanas y le atribuyó a Paes, del partido Demócrata, un 39 por ciento de los votos.

Republicanos, el brazo político de Pare de Sufrir
El partido Republicanos fue fundado en 2003. Está considerado dentro del espectro político de extrema derecha en Brasil, que se ha aliado tanto con los ex presidentes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff y Michel Temer así como el actual gobierno de Jair Bolsonaro.


El presidente del grupo político, Marcos Pereira, es obispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios, conocida en América Latina por su programa "Pare de Sufrir". Tiene como ideales el conservadurismo social, la democracia cristiana y el nacionalismo brasileño, y agrupa a gran parte de los políticos de la mayor iglesia evangélica de Brasil. El fundador de la iglesia, Edir Macedo, es además dueño de la cadena de televisión Rede Record, la segunda más vista del país detrás de la hegemónica Rede Globo.

Crivella, miembro del parido Republicano, vinculado directamente la iglesia neopentecostal, habría obtenido un 20 por ciento de los votos, lo cual le garantizaría su primer objetivo electoral, que es llegar a la segunda vuelta que se celebrará dentro de dos semanas.

De acuerdo a Ibope, en tercer lugar quedaría Benedita da Silva, candidata del Partido de los Trabajadores (PT) del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, con un 14 por ciento, en tanto que en cuarto se ubicaría Martha Rocha, del Partido Demócrata Laborista, con un 11 por ciento.

Los resultados oficiales son esperados para esta misma noche y, en caso de confirmarse la proyección de la encuesta, Paes sería el gran favorito para la segunda vuelta, prevista para el 29 de noviembre, pues heredaría la mayor parte de los votos obtenidos por Da Silva y Rocha, que encarnan extremos totalmente opuestos al alcalde ultraconservador del bolsonarismo y de la iglesia neopentecostal más grande de Brasil, que tiene influencia principalmente en América Latina..

Los brasileños acudieron a las urnas este domingo para renovar a los alcaldes y concejales de 5 mil 569 ciudades del país, en un proceso se desarrolló casi sin incidentes y bajo estrictas medidas de seguridad por la covid-19.

Bruno Covas, actual alcalde de Sao Paulo, busca su reelección. (AFP)

Sao Paulo también se va a balotaje

El alcalde de centroderecha Bruno Covas, quien opta a la reelección, y el progresista del PSOL y líder del movimiento de los sin techo, Guilherme Boulos, se disputarán en una segunda vuelta la alcaldía de Sao Paulo, tras ser los más votados en las elecciones municipales de este domingo, según un sondeo a pie de urna.

PSOL, el nuevo partido de izquierda en Brasil
El Partido Socialismo y Libertadfue fundado en 2004 tras la salida de un sector del Partido de los Trabajadores (PT) de los ex presidentes Luiz Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff. El partido tiene como bases ideológicas el feminismo, el ecologismo, el socialismo del Siglo XXI, la diversidad étinca y racial y el anticapitalismo.


Tras el feminicidio de la concejal de Río de Janeiro, Marielle Franco, en 2018 (de origen afrodescendiente, nacida en las favelas y de la comunidad LGBT al ser abiertamente lesbiana) podría mejorar sus resultados en estas elecciones locales.

El conservador Celso Russomanno, candidato apoyado por el presidente de Brasil y también del mismo partido del alcalde de Río de Janeiro, se hunde con apenas un 8 por ciento de los votos, de acuerdo con la encuesta del Instituto Ibope, que tiene un margen de error de dos puntos.

El sondeo perfila como ganador de la primera vuelta de los comicios a la alcaldía de Sao Paulo a Covas, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y quien obtendría un 33 por ciento de los apoyos.

Por detrás aparecen Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), con un 25 por ciento de las intenciones de voto, y Marcio França, del Partido Socialista Brasileño (PSB), con un 13 por ciento. El extremo derechista Arthur do Val, del partido Patriota; y Jilmar Tatto, del Partido de los Trabajadores (PT) todos ellos con un 8 por ciento, según Ibope.

Covas llegó a la alcaldía de Sao Paulo en abril de 2018 para sustituir a Joao Doria, quien solo permaneció en el cargo cerca de un año y medio para disputar las elecciones a gobernador del estado paulista, que ganó en octubre de ese año. Tiene 40 años y es nieto de Mario Covas, un histórico político socialdemócrata cofundador del PSDB.

Bruno Covas, que se recupera de un cáncer en el aparato digestivo, llegó a contraer el nuevo coronavirus en junio pasado, lo que fue motivo de preocupación por su delicado estado de salud, pero lo superó sin mayores problemas.

Boulos es líder del movimiento de los sin techo y militante del PSOL, un partido de izquierdas que nació en 2004 como una escisión del Partido de los Trabajadores (PT). Los resultados de la encuesta a pie de urna coinciden con los últimos sondeos de intención de voto divulgados antes de las elecciones, que ya preveían una segunda vuelta, el 29 de noviembre, entre Covas y Boulos.

Con casi nueve millones de votantes, Sao Paulo constituye el mayor colegio electoral del país, lo que da a su alcaldía una enorme proyección, incluso a nivel nacional.

Casi 148 millones de brasileños fueron convocados este domingo en cerca de 5 mil 570 ciudades del país para renovar alcaldes y concejales, en unos comicios previstos inicialmente para octubre, pero fueron postergados por cuenta de la pandemia del nuevo coronavirus.

Las elecciones en Brasil se llevaron a cabo con normalidad pese a la pandemia de covid-19. (AP)

La centroderecha gana los comicios mientras se hunde el "bolsonarismo"

La derecha y centroderecha tradicional se impusieron  en la primera vuelta de las elecciones municipales de Brasil, un pleito marcado por la cautela en el que la mayoría de los candidatos apoyados por el presidente Jair Bolsonaro sufrieron derrotas en las principales ciudades.

Dos años después de unas elecciones presidenciales marcadas por el voto antisistema y con la pandemia de coronavirus como telón de fondo, los brasileños favorecieron a representantes de la política tradicional en los comicios para alcaldes y concejales de 5 mil 569 municipios.

En Brasil el voto es electrónico, pero obligatorio
De acuerdo con las leyes en Brasil, todos los cuidadnos están obligados a votar en las elecciones, ya que puede acarrear una multa o arresto momentario. Sin embargo, el voto se realiza a través de equipos electrónicos con el número designado para cada partido.

A pesar de que a nivel nacional goza de una aprobación en torno al 40 por ciento, Bolsonaro llegó a esta elección sin partido y "su fuerza en las grandes ciudades empieza a ser cuestionada", apunta Oswaldo Amaral, politólogo de la Universidad de Campinas (Unicamp), aunque respaldó al principalmente a los candidatos políticos del partido vinculado a la Iglesia Universal del Reino de Dios.

"Aunque la votación del domingo no es un referéndum sobre Bolsonaro, porque pesan más las cuestiones locales, es un termómetro para la temperatura política del país y muestra que el presidente no tiene la influencia que tenía en 2018, cuando su apoyo era suficiente para ayudar a elegir candidatos desconocidos", complementa Mauricio Santoro, profesor de Ciencia Política de la Universidad Estatal de Rio de Janeiro

El resultado en las capitales también deja en evidencia la dificultad de los partidos de izquierda para formar alianzas, al mismo tiempo que refleja el avance de fuerzas progresistas como el PSOL y el Partido Comunista do Brasil (PCdoB) minando la hegemonía del Partido de los Trabajadores (PT), del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Carlos Bolsonaro es concejal del congreso local de Río de Janeiro. (Twitter: Carlos Bolsonaro)

Hijo de Bolsonaro renueva su escaño como concejal de Río de Janeiro

Carlos Bolsonaro, hijo del presidente de Brasil, renovó su escaño de concejal en la Cámara de Río de Janeiro, según los resultados oficiales de las elecciones municipales de este domingo.

Afiliado al partido Republicanos, de Crivella y Russomanno, Carlos fue el segundo candidato más votado al obtener 70 mil 995 votos, por detrás del progresista Tarcisio Motta, del PSOL, que obtuvo 86 mil 237 sufragios.

A sus 37 años, el hijo del mandatario afrontará su sexto mandato en la cámara municipal de Río de Janeiro, feudo electoral del clan Bolsonaro, que completan sus hermanos Eduardo, diputado federal, y Flavio, senador. No obstante, el resultado refleja que perdió cerca de 36 mil votos respecto a los comicios de cuatro años atrás y el puesto del edil más votado de la ciudad, ahora en manos de Motta.

Su padre también le apoyó públicamente a través de sus transmisiones en directo a través de Facebook, las cuales están bajo investigación por la Fiscalía, pues podría haber incurrido en propaganda electoral ilegal. 

También era candidata la madre de Carlos y ex mujer del presidente Bolsonaro, Rogéria Bolsonaro, también de Republicanos y quien obtuvo poco más de 2 mil votos y no fue electa, a pesar de la fuerte campaña que hizo en las calles de la ciudad.

Monica Benicio, viuda de Marielle Franco y ahora concejal de Río de Janeiro. (Twitter: Monica Benicio)

... y viuda de Marielle Franco gana su puesto como concejal en la misma ciudad

Mónica Benicio, viuda de la icónica concejala brasileña Marielle Franco, asesinada en 2018, consiguió un escaño en la Cámara Municipal de Río de Janeiro.

Benicio concurrió a los comicios de la mano del izquierdista Partido Socialismo y Libertad (PSOL), la misma formación en la que militaba Franco, acribillada a tiros el 14 de marzo de 2018 junto a su conductor, Anderson Gomes, tras participar en un acto feminista de mujeres negras en el centro de Río de Janeiro.

Franco, quien tenía 38 años cuando se cometió su feminicidio, trabajaba por los derechos de los más necesitados, especialmente mujeres, jóvenes negros y población LGBT+, una agenda que fue heredada por su viuda, ahora elegida concejal con 22 mil 916 votos.

Al igual que Marielle Franco, Benicio es activista de derechos humanos, feminista y "cría de la Maré", un inmenso complejo de favelas de Río de Janeiro donde la entonces concejala dedicó parte de su vida política.

Desde el feminicidio de su esposa, Benicio ha tomado el testigo político de Franco, quien se convirtió en la quinta legisladora municipal más votada en las elecciones de 2016 de la mano del PSOL.

A casi mil días después del feminicidio de Franco, las investigaciones continúan y todavía quedan abiertos muchos interrogantes sobre un suceso que conmocionó a Brasil. Las autoridades sostienen que integrantes de milicias, como se conocen los grupos paramilitares, están detrás del asesinato a tiros de Franco.

Hasta el momento han sido detenidos los dos supuestos autores materiales, los ex policías Elcio Queiroz y Ronnie Lessa, pero aún falta por determinar quién fue el autor intelectual, pues la Fiscalía sospecha que fue un asesinato por encargo. 

dmr

NOTAS MÁS VISTAS