Dos masacres en Colombia dejan al menos 13 muertos

Las masacres están vinculadas con el movimiento del narcotráfico y las guerrillas colombianas en las regiones de Antioquia y Valle del Cauca; entre los muertos hay cinco caficultores.

El narcotráfico en Colombia ha generado cifras récord en el número de muertes este 2020. (Reuters)

AFP

Al menos 13 muertos y cuatro heridos dejan dos nuevas masacres reportadas este domingo por autoridades en diferentes regiones de Colombia relacionadas con el tráfico de narcóticos, informaron el domingo las autoridades. Cinco de ellos eran caficultores. 

Los crímenes fueron perpetrados en los departamentos de Antioquia y Valle del Cauca, los más afectados por la ola de matanzas que conoce este año el país.

En el incidente más grave, ocho personas fueron asesinadas dentro de una finca cafetera en el municipio de Betania, en el departamento de Antioquia, en el centro del país, en una aparente disputa por el microtráfico de estupefacientes.

"Diez hombres fuertemente armados llegaron a la finca La Gabriela y dispararon indiscriminadamente contra 14 personas que estaban allí alojándose", dijo el alcalde del municipio, Carlos Mario Villada, a Radio Caracol. "Al parecer las disputas por las plazas de vicio de nuestro municipio fue lo que ocasionó la masacre".

Según Villada, los hombres buscaban a tres personas que ingresaron la víspera al dormitorio en el que pernoctaban los trabajadores. La agresión, que deja además tres heridos, podría deberse a una disputa por las "plazas de vicio" (expendio de drogas) en el municipio cafetero.

Por otra parte, en Argelia, Cauca, al menos cinco personas murieron y dos más resultaron heridas en tres ataques perpetrados la misma noche por un hombre que entró disparando a un billar, un bar y una discoteca.

La alcaldía expresó en un comunicado su preocupación por la "posible sistematicidad" de los hechos, similares a ataques de sicarios ocurridos recientemente en la zona contra establecimientos nocturnos y sujetos en la vía pública.

Guerrilleros del ELN, disidentes de las FARC, paramilitares y narcotraficantes se disputan las rentas del narcotráfico y la minería ilegal en el convulso Cauca, además de una ruta de narcotráfico que sale por el pacífico hacia Centroamérica y Estados Unidos.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, ofreció dos recompensas por un total de 68 mil 500 dólares por información que lleve a la captura de los responsables.

El narcotráfico es el principal factor de violencia en Colombia, según las autoridades, y el conflicto interno que azota al país desde hace más de cinco décadas ha dejado más de 260 mil muertos y millones de desplazados. Colombia vive este año una de las peores arremetidas de grupos armados desde la firma de la paz con la entonces guerrilla FARC en 2016.

Antioquia y Cauca concentran 30 de las 76 masacres registradas este año en el país por el observatorio independiente Indepaz. Pese al pacto con las FARC, en el país aún persiste un conflicto armado que en casi seis décadas deja más de nueve millones de víctimas, en su mayoría desplazados.

dmr

NOTAS MÁS VISTAS