Conectividad inteligente, el futuro de la infraestructura y la economía de México

Expertos aseguran que si México quiere participar activamente en los nuevos mercados que se avecinan, el gobierno tendrá que poner una agenda digital sobre la mesa.

Milenio Foros Huawei (Especial)

Redacción

Expertos aseguran que si México quiere participar activamente en los nuevos mercados que se avecinan, el gobierno tendrá que poner una agenda digital sobre la mesa.

La tecnología, en abstracto, es sólo una plataforma. Pero, en realidad, está vinculada a pilares de desarrollo que atraviesan a la sociedad entera, desde empresas hasta individuos. “Se calcula que para el año 2025 la economía digital valdrá 23 billones de dólares”, explicó Joaquín Saldaña, director de estrategia y marketing de Huawei en Latinoamérica, en el webinar de Milenio Foros “Transformación digital, una palanca económica”.

Esa cifra, según Saldaña, es una guía que permite pensar que la economía digital transformará la forma en la que se hacen negocios, a los servicios digitales y, sobre todo, el desarrollo de las personas.

En México hay una brecha digital histórica que, en tiempos de pandemia, se ha vuelto más evidente. El porcentaje de pérdida de clases, por una mala calidad de la conectividad, oscila entre 40 y 45 por ciento, aseguró Héctor Aguilar Camín, Analista y Director y Fundador de la Revista Nexos, durante el webinar. La población más afectada es claramente la más pobre, agregó.

Hay que recordar que “el acceso a la tecnología de la información es un derecho universal; es una herramienta de transformación social”, comentó Jorge Bravo, Director General en Digital Policy. Y cuando se habla de conectividad inteligente, como dispositivo habilitador, se debe contemplar más allá de la banda ancha.

“No basta con decir que uno tiene cobertura, es una condición importante, pero no es suficiente. Necesitamos proyectos que combinen la inteligencia artificial, el big data, el internet de las cosas, el cloud, etc”, aseguró Joaquín Saldaña. Sólo así se podrán tener mejores servicios, pero, sobre todo, que sean accesibles para la población. Estos proyectos deberían ser considerados tanto a nivel gobierno como a nivel empresarial.

Sin embargo, hay un rezago de conectividad inteligente en el país, y el gobierno actual no la tiene considerada. “El presidente dice que en dos años habrá conectividad, pero no veo cómo eso sería posible”, dijo Aguilar Camín.

Sólo será factible integrar estas nuevas tecnologías con buenos liderazgos digitales. “Necesitamos Estados que busquen la colaboración entre la industria y la sociedad, y que inviertan en la infraestructura adecuada para el siglo XX”, explicó Bravo.

La red 5G podría llegar a México en poco tiempo (en un par de meses o un par de años), aseguró Saldaña. Y, en realidad, “no necesitamos esperar a que arribe esta tecnología para avanzar en términos de conectividad digital”, según Saldaña. En todo caso, se debe preparar la infraestructura para que cuando haya red 5G en México, se pueda sacar el mayor provecho, agregó.

Todos los expertos concluyeron que se necesitan impulsar políticas públicas destinadas al tema y plantear una agenda nacional digital, para poder navegar los obstáculos que surjan durante la implementación de esta infraestructura, que será crucial para la economía del futuro.

lvm

NOTAS MÁS VISTAS