¿Cómo afecta la quiebra de WeWork a sus trabajadores y clientes en México?

La empresa reporta incrementos anuales de más de 30 por ciento en ingresos en la región de Latinoamérica; así prevé su futuro.

Logotipo de WeWork en la entrada de uno de sus espacios de oficina en el barrio SoHo de Nueva York. Agosto 2023. Foto: (AP)
Axel Sánchez
Ciudad de México /

Mientras WeWork se acogió al capítulo 11 de la ley de quiebras en Estados Unidos para renegociar su deuda y ordenar sus finanzas; en México y América Latina reporta incrementos anuales de más de 30 por ciento en ingresos y con miras a seguir creciendo porque hay un mayor apetito por espacio de oficina, reveló Karen Scarpetta, CEO de la firma en la región.

En entrevista con MILENIO, la directiva aseguró que en América Latina operan como un joint venture, donde 71 por ciento de las acciones están en manos de Softbank y 29 por ciento restante en WeWork International, por lo que son dos entes completamente diferentes y esa declaratoria en el país vecino del norte no tiene ningún efecto en la operación y finanzas de Latinoamérica.

“Desde 2021 decidimos mantener una independencia en la región por medio de un joint venture, como si fuera una franquicia (…) cerramos la primera mitad de 2023 con un aumento de más de 30 por ciento en los ingresos respecto a 2022, y por trimestre es de 26 por ciento y establecer en América Latina con estos números se debe a esta decisión de 2021”, resaltó.

También aclaró que el hecho de que WeWork global se haya acogido al Capítulo 11 de la ley de quiebras en Estados Unidos, no significa su cierre definitivo, sino que entra a un proceso de reordenamiento de sus finanzas, por lo que no es el fin de la empresa.

“Es un proceso válido en el que han pasado muchas grandes empresas, no es una decisión de cierre, es todo lo contrario, es una reestructura”, expresó.

Teletrabajo en México y EU

Karen Scarpetta contó que la situación que se vive en cuestión de oficinas en Estados Unidos es muy diferente al mercado mexicano; allá dejaron de ser útiles para las empresas, porque muchas decidieron irse al teletrabajo, mientras que en México se opta por sistemas mixtos de tres días en oficina.

“Es importante entender que 2020 fue un punto de quiebre para el real state de Estados Unidos, donde se negociaba en ciudades con altos precios pero no volvieron a tener auge, y ni el soporte del gobierno por impuestos. Y eso pesa en la deuda y el gasto y por más que los edificios pudieran tener rentas accesibles pues la economía de la ciudad cambió”, explicó la CEO.

En el caso de México remarcó que es diferente, porque también el fenómeno de la relocalización de empresas, conocido como nearshoring, hace que las empresas busquen espacios, y WeWork se convirtió en el catalizador de esa demanda.


MRA

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.