Autoridad advierte de suplantación de identidad en 33 instituciones financieras

La Comisión hizo un llamado a usuarios a estar alerta ante supuestos mensajes para trámites de créditos.

Condusef recomienda estar al tanto de modus operandi de los suplantadores. Foto: (Archivo)
Fernanda Murillo
Ciudad de México /

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), informó que durante julio y agosto, 33 instituciones constituidas e inscritas en el Sistema del Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres), fueron víctimas de suplantación de identidad.

El órgano defensor especificó que los ataques de robo de identidad se dieron en 28 instituciones financieras, una de Banca de Desarrollo, dos Sociedades Anónimas de Capital Variable, una Unión de Crédito y una Sociedad Financiera de Crédito Popular Nacional. 

En lo que corresponde solo al séptimo mes de 2023, la Comisión Nacional cuenta con reportes de 128 instituciones financieras que fueron afectadas por la suplantación o uso indebido y sin autorización de su nombre comercial, denominación, logo e incluso de algunos de sus datos fiscales o administrativos.

A la cifra anterior se suman 33, que implican un promedio mensual de 23 instituciones suplantadas, entre ellas destacan las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofom) Alf Servicios Financieros México, Asociación Promujer de México, Creciendo Más, Finsostener y Eclipse Treinta.

Ante ese panorama, la Condusef recomendó a las personas interesadas en obtener un crédito o cualquier otro servicio financiero estar alertas del modus operandi de los suplantadores, que usualmente utilizan (sin autorización), nombres comerciales, denominaciones sociales y/o imagen corporativa de las entidades financieras debidamente autorizadas y registradas, para hacerse pasar por ellas, cambiando una letra o letras del nombre, colores o formas de los logotipos, para engañar.

Resaltó que solicitan a sus víctimas enviar su información personal vía WhatsApp o mensajes de texto, también pueden acceder a la misma a través de permisos de aplicaciones móviles poniendo en riesgo sus datos personales o sensibles.

Los delincuentes piden anticipos de dinero en efectivo o mediante depósito a una cuenta bancaria (a nombre de una empresa o persona física distinta a la entidad financiera suplantada) con la supuesta finalidad de gestionar el crédito, adelantar mensualidades, pagar gastos por apertura o como fianza en garantía, generalmente por el equivalente a 10 por ciento del monto total del solicitado, que puede ser desde mil hasta doscientos mil pesos.

Cuando las víctimas realizan los depósitos a la cuenta indicado, que puede ser una institución bancaria o en un corresponsal, no reciben el crédito y después es imposible localizar a los promotores, “es cuando los afectados descubren que fueron engañados”, dijo la Comisión.

PNMO

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.