El 90% de deudas dejadas por muertos son pagadas por hijos: Coperva

Entre el 1 y 2 por ciento de las personas que se encuentran en las carteras vencidas son personas fallecidas, señaló Coperva.

De no existir un testamento que designe, se nombrará un administrador que controlará los bienes. | Cuartoscuro
Fernanda Murillo
Ciudad de México, México /

La muerte viene y acecha, de todo el mundo la cartera… En México, 80 por ciento de las deudas financieras y 90 por ciento de las bancarias que dejan las personas que fallecen terminan siendo pagadas por sus hijos, de acuerdo con datos proporcionados por Coperva.

Además, la startup de cobranza señaló que entre 1 y 2 por ciento de quienes se encuentran en carteras vencidas son personas fallecidas, por lo que recomendó conocer las responsabilidades legales de quién esté encargado de solventarlas para facilitar su manejo, ya sea ante las instituciones, o ante las empresas de cobranza.

Ante ese panorama, Alan Ramírez, director general de Coperva, comentó que la responsabilidad de liquidar las deudas recae principalmente en el patrimonio del difunto, y se busca que sus activos paguen por los pasivos y, aunque nadie está obligado a pagar las deudas de una persona cuando fallece, algunos familiares y cónyuges sí tienen responsabilidades legales, según lo establecido por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

“Tras la muerte de una persona el proceso legal permite que se realice un inventario de tasación de bienes para determinar el valor del patrimonio con el que se cuenta para pagar la deuda y se solvente a sí misma pero, de ser insuficiente, deberá pagarse por otros medios, siendo heredada”, señaló

Explicó que cada caso es distinto y, debido a la complejidad financiera, el pago dependerá del tipo de deuda, la institución con la que se adquirió el compromiso financiero y la persona responsable de su pago.

“Lo primero es acudir a las instituciones donde exista una deuda e informar el fallecimiento; ellos seguirán el protocolo correspondiente e informarán al solicitante si deben, o no, solventar la deuda según sus responsabilidades legales”, dijo.

Ramírez destacó que, de no existir un testamento que lo designe, se nombrará un administrador, quien tendrá control sobre los bienes pero también será el encargado de solventar las deudas si el patrimonio no es suficiente.

EDD

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.