Preemar, la startup tecnológica veracruzana que previene pérdidas a la acuicultura

Edición de Fin de Semana

Preemar digitaliza la labor de los acuicultores de México, su proyecto fue el ganador 2021 del premio Cisco Global Problem Solvers Challenge.

Al año, en México se pierden aproximadamente 4 mil millones de pesos por daños en granjas acuícolas. (Especial)

Yanin Alfaro

Desde hace cinco años, Cisco reconoce a los emprendedores que resuelven problemas sociales a escala internacional, a través de su Cisco Global Problem Solvers Challenge.

Este 2021, el premio fue para la startup veracruzana Preemar, que por medio de su tecnología detecta anomalías en granjas acuícolas y les evita pérdidas de sus cultivos y económicas. Este proyecto resultó ganador entre 500 propuestas a nivel global.

Al año, en México se pierden aproximadamente 4 mil millones de pesos por daños en granjas acuícolas que cultivan carpa, trucha, camarón, ostión, entre otros, ocasionados por variaciones en la calidad del agua, en los niveles del oxígeno disuelto o en el Ph, que provocan enfermedades a las especies cultivadas.

Hace tres años la bióloga marina, Andrea Morales, detectó esta problemática y junto con Alejandro Valdés, ingeniero industrial, y Martin Ovando, ingeniero en sistemas computacionales, decidieron buscar una solución y fundar Preemar.

“Hay acuicultores que han perdido del 10 hasta el 30 por ciento de su granja, lo que puede derivar en decenas de miles de pesos”, detalló Alejandro Valdés, cofundador de Preemar, en entrevista con MILENIO.

Valdés explicó que su tecnología funciona a través de tres elementos: un dispositivo como una boya que se coloca en el agua y realiza mediciones de salinidad, temperatura y Ph a través de sensores; una aplicación que se conecta al dispositivo través de internet; y una plataforma desde donde los acuicultores pueden monitorear los riesgos en pérdidas de producción a través de sus computadoras o dispositivos móviles. Ahí pueden recibir alertas en caso de que exista una variación en el agua o una amenaza para su cultivo.

En México esta tecnología tiene gran escalabilidad si se considera que de 2018 a 2030 la acuicultura crecerá 47.7 por ciento, según el informe “El estado actual de la pesca y la acuicultura 2020”, de la FAO.

“En la industria estos cultivos son altamente sostenibles, es un complemento de la pesca que ayuda a satisfacer la demanda y a la larga ayuda a evitar la sobreexplotación del mar o de cuerpos de agua dulce, tiene un potencial enorme a futuro”, afirmó a MILENIO, Rebeca de la Vega, directora de asuntos corporativos y responsabilidad social de Cisco Latinoamérica.

De la Vega detalló que a través del Cisco Global Problem Solvers Challenge: “Buscamos inspirar a los jóvenes a que busquen soluciones a problemas sociales globales utilizando la tecnología”.

El área de responsabilidad social corporativa de Cisco que dirige De la Vega tiene como meta impactar a más de mil millones de personas a través de estas soluciones para el año 2025, con el fin de impulsar la inclusión digital.

A la fecha, Cisco ha entregado 1.25 millones de dólares a 43 startups de 15 países a nivel global; apoyo que les ha permitido acelerar el desarrollo de sus tecnologías y también ser reconocidos por otras organizaciones. “Creemos que estos 'solucionadores' de problemas globales deben pensar como emprendedores, innovar como tecnólogos y actuar como agentes de cambio”, afirmó la directiva.

Ganar el premio de Cisco fue para Preemar una salvación tras un año 2020 muy duro, en el que recién habían lanzado su producto al mercado, pero se vieron afectados por la pandemia, incluso tuvieron dificultad para pagar los sueldos de sus colaboradores, externó Valdés.

Los emprendedores veracruzanos recibieron 10 mil dólares y mentoría. “Tanto el financiamiento, como la difusión y la experiencia ayudó sobre todo en esa etapa del lanzamiento del sistema al mercado acuícola. Cisco ha sido un gran impulso”, declaró el joven de 28 años.

Antes de Cisco contaron con el apoyo de una aceleradora de Chile donde terminaron de desarrollar su hardware y software. Hoy cuentan con cinco clientes en Nuevo León, Chiapas, Sinaloa, Colima y Baja California Sur.

“Nuestra motivación es impulsar a la acuicultura en todo el país y poder expandirnos en Latinoamérica”, señaló Valdés. El objetivo para 2021 es llegar a 15 granjas y llegar al punto de equilibrio de su negocio.

lvm

NOTAS MÁS VISTAS