Godínez, no es tu jefe el que te enferma

Los materiales con los que se construyó la oficina, pueden estar dañando tu salud. El aire acondicionado puede tener un hongo dañino para tus pulmones.
Puedes ser alérgico a los materiales con los que construyeron la oficina (Cuartoscuro)

Ramón Rivera

Si eres de esas personas que con el solo hecho de poner un pie en tu oficina te enfermas, te tenemos una noticia: no es por culpa de tu jefe o de tus compañeros tóxicos, es por el material utilizado en la construcción.

Y es que la American Cancer Society afirma que los materiales de construcción que contienen asbesto, como el aislamiento, tejas y losas con el paso del tiempo se descomponen y pueden encontrarse fibras de asbesto en el aire interior, lo que pudiera representar una amenaza para la salud, pues se ha demostrado que provoca cáncer.

El asbesto es utilizado para aislar fábricas, escuelas, casas y barcos, así como en las tuberías, tinacos, láminas estructurales, onduladas, planas y tejas; en la Industria Automotriz: en pastas para clutch, frenos y juntas para vehículos, en la Industria textil: en la ropa de protección para fuego y calor, así como en la fabricación de papel, impermeabilizantes y selladores.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud  hay más de 125 millones de personas expuestas al asbesto en el lugar de trabajo, y se calcula que la mitad de los fallecidos por cáncer de origen laboral son provocados por el asbesto.

Si tienes dudas del material utilizado en tu lugar de trabajo, puedes pedir informes, pues en México existen regulaciones por parte de la Secretaría de Salud para prevenir daños y proteger la salud de la población laboralmente expuesta a fibras de asbesto, así como preservar la salud de la población circunvecina a los establecimientos que procesan fibras de asbesto.

REPL

NOTAS MÁS VISTAS