¿Qué implicaciones legales enfrentarán empresas involucradas en L12 del Metro?

En primera instancia, la autoridad deberá indagar en todos las vertientes que implica el desarrollo de una obra, refieren expertos.

Dos vagones de un tren de la Línea 12 del Metro cayeron tras vencerse una trabe. (Cuartoscuro)

Roberto Valadez

Una vez iniciadas las investigaciones sobre el accidente en la Línea 12 del Metro, las empresas involucradas en su diseño, construcción y operación estarán inmersas en varias implicaciones legales que van desde la reparación de daño, vía multas económicas, hasta el debilitamiento de su reputación.

Roberto Hernández, socio del despacho legal Comad, especializado en temas de construcción y contratación pública, explicó que en primera instancia los peritajes realizados por privados, y las propias autoridades, deberán indagar en todos las vertientes que implica el desarrollo de una obra.

Hernández puntualizó que el hecho de que una empresa haya construido un proyecto no necesariamente implica que sea la responsable de los fallos de ésta, ya que el origen de los desperfectos puede venir desde el diseño y la constructora pudo solo haber materializado lo que se tenía estipulado en papel.

Asimismo, dijo, debe evaluarse si las compañías que llevaron a cabo el mantenimiento y la operación lo hicieron de forma adecuada o si su mal trabajo ocasionó que la obra registrara daños a lo largo su vida útil.

Desde la óptica de Hernández, la principal implicación legal para la empresa que resultara culpable será el pago de una multa económica, por tratarse de un daño civil.

“Esta situación es similar a si una persona estrellara su automóvil contra una vivienda, en donde se deberá evaluar los perjuicios ocasionados y con base en ello determinar el pago”.

Sin embargo, para Hernández el mayor impacto que tendrá la compañía que resulte responsable, del desplome de parte de la Línea 12, será en su reputación dentro del sector y ante la sociedad.

Será señalada, dijo, por el trabajo mal hecho y por las vidas que cobró.

Las constructoras

Las empresas constructoras de la Línea 12 del Metro fueron ICA, en el tramo que va Mixcoac a Calle 11 y de Tlaltenco a Tláhuac, y Grupo Carso, Carlos Slim, en el tramo que va de Periférico Oriente a Zapotitlán; sin embargo, el especialista consideró que ambas empresas no tendrían una inhabilitación en otros trabajos que realizan en el país, como la edificación del Tren Maya, porque no existe relación alguna entre los proyectos.

Las obras de la Línea 12 se llevaron a cabo con una autoridad local como fue el gobierno de la Ciudad de México, mientras que el proyecto del sureste del país fue con una autoridad federal, con la penalización en alguno de ellos no se podría extender.

Las obras públicas en las que actualmente participa ICA son el tramo 4 del Tren Maya, que va de Izamal a Cancún, con una extensión de 257 kilómetros, la refinería de Dos Bocas, además de haber hecho la rehabilitación de un tramo en la autopista México-Querétaro.

Por su parte, las obras donde participa Grupo Carso son el tramo 2 del Tren Maya, que va de Escárcega a Calkiní en Campeche, y un contrato para la construcción de infraestructura marina con Pemex.

MRA/lvm

NOTAS MÁS VISTAS