SAT niega hackeo a sus servidores; asegura que información de los contribuyentes está segura

Vocero del SAT afirma que hasta el momento no hay ningún impacto ni perjuicio para los contribuyentes por la difusión de correos falsos a nombre de la institución.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT). (Foto: Shutterstock)
Redacción
Ciudad de México /

Después de que circuló en redes que contribuyentes recibieron supuestos correos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) que contenían ligas falsas relacionadas con devoluciones de impuestos y declaraciones anuales, la autoridad fiscal descartó que se deba a un hackeo.

“No es hackeo, no hay ningún impacto ni perjuicio para los contribuyentes”, aseguró un vocero del SAT.

En redes sociales, contribuyentes expresaron que los correos provenían del Buzón Tributario y hacían referencia a una solicitud de devolución del 2013 con un link, la alerta parecía un auténtico correo del SAT.

Usuarios en Twitter expresaron alerta y preocupación, pues en el correo electrónico se observan logotipos de la Secretaría de Hacienda y del SAT.

Más tarde, el SAT aseveró que a pesar de que algunos contribuyentes recibieron en sus medios de contacto un correo electrónico a nombre de la institución, esta situación no fue generada por ningún hackeo, por lo que garantizó que la información de los contribuyentes está segura.

“El SAT informa que esta situación no fue generada por ningún hackeo, ni ocurrió a través del Buzón Tributario, como se especuló erróneamente en redes sociales”, señaló en un comunicado.

El SAT indicó que la seguridad y fortaleza de sus sistemas tecnológicos permiten garantizar que toda la información de las personas contribuyentes está salvaguardada de manera integral y no ha sido vulnerada de ninguna manera.

AMP

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.