De la mordida como forma de vida

Identificar los nombres que damos a los hechos de corrupción es necesario para enmarcar las características de la práctica de extorsión.

Mordida| Víctor Solís
Nexos
Ciudad de México /

Por: Miguel Torhton

Ilustración: Víctor Solís, cortesía de Nexos

La investigación de Diego Pulido Esteva refiere el proceso de formación de las corporaciones policiacas modernas y su pugna constante con la corrupción. Desde 1871, por ejemplo, hay códigos para sancionar a los agentes de la policía por la práctica del cohecho. En los momentos de formación del estado posrevolucionario (1920-1940), arguye el autor, la extorsión y el abuso fueron fundamentales como una forma de organización de la policía. El análisis de los archivos históricos permite recuperar documentos confidenciales que refieren la estructura de una práctica: la mordida policíaca era un sistema de extracción jerarquizado desde los niveles más altos hasta los menores rangos de la policía. Se trataba de una cuota obligatoria exigida por los superiores como una forma de estructurar la cadena de mando. No hay duda: la mordida organizaba las jerarquías de la corpo


Lee aquí el artículo completo.

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.