Chiles en Nogada: receta e ingredientes fáciles de conseguir

Gastronomía

Existen diferentes versiones acerca del origen de los chiles en nogada, así como recetas y adaptaciones

Los chiles en nogada son un platillo sumamente popular, los orígenes del mismo se pierden en el tiempo y cuentan con diferentes versiones (WCC).

Andrea Rodríguez

Uno de los platillos infaltables durante las fiestas patrias son los chiles en nogada, un platillo colorido que recuerda los colores del ejército trigarante (y posteriormente la propia bandera del país) donde se combinan distintos sabores y texturas entre salado, ácido, dulce y amargo. Si bien se trata de un platillo sumamente popular, los orígenes del mismo se pierden en el tiempo y cuentan con diferentes versiones.

El escritor Artemio de Valle-Arizpe relata que había tres soldados cuyas novias residían en Puebla. Tras el triunfo de ejército, decidieron crear un platillo para recibir a sus enamorados, eligiendo cada una un color. Por otra parte, el chef Víctor Méndez explica que su creación data del 28 de agosto de 1821 a manos de las monjas agustinas del Templo de Santa Mónica en Puebla. En el marco de las celebraciones de San Agustín de Hipona y con la visita del General Agustín de Iturbide cerca, decidieron celebrar con un platillo elaborado con los ingredientes de temporada como nueces de Castilla y la granada.

Por su parte, el arqueólogo Eduardo Merlo en su artículo “El mito de los chiles en nogada y la bandera de las tres garantías” asegura que este platillo existía desde los tiempos del virreinato, siendo en aquel entonces un postre que se rellenaba de fruta seca conocido como chile relleno de frutas bañado en salsa de nuez. Las monjas agustinas, conociendo esta receta, bañaron el platillo en salsa de nuez, añadieron perejil y granada a fin de otorgarle sus característicos colores en honor a su invitado. 

En todo caso, es un exquisito platillo que puedes preparar en casa con la siguiente receta:

Ingredientes

  • 8 Chiles poblanos
  • 300 g de carne de res molida
  • 300 g de carne de cerdo molida
  • 1 manzana Golden cortada en cubos
  • 2 duraznos criollos cortados en cubos
  • ¼ de taza de pera, cortada en cubos
  • ¼ de taza de almendras picadas sin cáscara
  • ¼ de taza de pasas
  • ¼ de taza de acitrón cortado en cubos
  • 2 tazas de nuez de Castilla
  • ¼ de taza de perejil fresco, picado finamente
  • ¼ de taza de jerez
  • 2 cucharadas de manteca de cerdo
  • 2 cucharadas de cebolla finamente picada
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • 500 ml de crema ácida
  • 1 ½ tazas de leche
  • 190 g de queso crema
  • 2 granadas
  • Canela molida, sal, azúcar, nuez moscada, comino en polvo y clavos de olor

Método de preparación

En primer lugar, deberás poner los chiles a fuego directo para quemar la piel, teniendo cuidado de que no se cocinen de más. Mételos en una bolsa durante 20 minutos y después quita las semillas y las venas. Para el relleno, calienta en una sartén la manteca, el ajo y la cebolla hasta que se transparente. Añade la carne molida con una cucharada de sal y pimienta, deja cocer un poco y añade almendras, pasas y acitrón. Finalmente, agrega las frutas, la nuez moscada, el comino y el clavo. Rellena los chiles y reserva.
En el caso de la nogada, lleva a la licuadora el queso crema, la nuez de Castilla, la crema ácida, la leche, el jerez y una pizca de canela y sal. Licua hasta que se integren los ingredientes. Baña los chiles con la nogada, decora con granada y perejil. Sirve.


LAT

NOTAS MÁS VISTAS