El diseño de producción en el cine

Cine y TV

Cinco películas en las que la producción sorprende al espectador

Estos son cinco filmes que seleccionó nuestra pluma invitada Ana Volta y que dejaron impresión por su diseño de producción (Fox Searchlight Pictures)

Redacción

El diseño de producción, también conocido como el arte y diseño de una película es el montaje que logra crear la ilusión con la que intenta envolvernos un filme. No es un trabajo al azar de color, diseño, muebles o locaciones. Es un esfuerzo de planeación y de desarrollo de los elementos que compondrán la escenografía donde sucederán los diferentes momentos de una película. Y que guarda una estrecha relación con la dirección de fotografía y el vestuario.

Estos son cinco filmes que seleccionó nuestra pluma invitada Ana Volta y que han dejado boquiabiertos al espectador por su diseño de producción:

La Forma del Agua (2017)

Esta cinta de Guillermo Del Toro, en la que una solitaria chica de la limpieza se enamora de un ser anfibio, experimento secreto del lugar donde trabaja, tiene muchas formas de sorprender en cuanto a su producción. La más importante es que la mayoría de las escenas “bajo el agua”, realmente no fueron así, se utilizaron luces, cables y aire para simular el efecto.


Mi Pobre Angelito (1990)

Seguramente no es lo primero que se viene a la mente en esta lista al tratarse de un filme de comedia infantil navideño dirigida por Chris Columbus y protagonizada por Macaulay Culkin. Sin embargo la casa de la película no existe. Los interiores fueron creados para la película en un gimnasio de escuela.

La princesita (1995)

Otra cinta infantil, y de un mexicano. Alfonso Cuarón también sorprende con la dirección de arte y creatividad para recrear dos universos, uno lleno de fantasía y sueños de una niña que busca consuelo en la amistad con otras niñas, y otro de guerra y destrucción en donde se encuentra su padre.

María Antonieta (2006)

Sofía Coppola dirige una película punk-rock-biográfica de la reina de Francia del mismo nombre. Además de cuidar que el vestuario, los muebles y las situaciones tuvieran una exactitud histórica, también tuvo la oportunidad de filmar en el Palacio de Versalles. Eso sí, el soundtrack aporta la modernidad y frescura que también caracterizaba a esta reina.

El Gran Hotel Budapest (2014)

Los filmes de Wes Anderson sin duda forman parte de esta categoría. El uso del color, efectos prácticos y la coordinación de la cámara son ya parte de su sello. Para esta cinta además de las miniaturas para emular edificios, utilizó cambios en las proporciones de la imagen para narrar las tres diferentes épocas en las que se desenvuelve la historia de un conserje de hotel que tiene que probar su inocencia en un asesinato.


LAT

NOTAS MÁS VISTAS