El que esté libre de pecado…

Puebla /

Lo que estamos observando en Puebla es que las estrategias de campaña no se basan en las propuestas de lo que un candidato puede hacer, sino en señalar lo que el oponente no hizo o, peor aún, el daño que podría llegar a hacer en caso de que el voto le favorezca.

Se trata de una línea muy delgada y delicada, pues en las últimas décadas, todos los que conforman la clase política han demostrado que siempre tienen cola que les pisen; todo es cuestión de escarbar un poco para encontrar el hilo de la madeja.

Sin embargo, el riesgo se agrava para aquellos que en el pasado reciente hicieron uso de recursos públicos, porque siempre son más susceptibles a verse involucrados en señalamientos con sustento.

En este terreno se encuentra el candidato del PAN, PRI, PRD y PSI, Eduardo Rivera, quien ejerció recursos públicos hace poco más de una década, pero más recientemente durante los últimos dos años, lo cual lo pone en el ojo del huracán.

Y dentro de su equipo, igualmente se encuentran personajes que dejaron el ayuntamiento para sumarse a su campaña y quienes podrían encontrarse en este mismo supuesto.

La diferencia entre Rivera y su rival Alejandro Armenta, quien antes de competir por el mismo cargo fue senador de la República; con Pepe Chedraui, quien antes de pelear por el Ayuntamiento de Puebla no tuvo un cargo de elección popular (fue diputado de la LIX Legislatura, pero sin el manejo de recursos públicos); y hasta de su correligionario, Mario Riestra, quien recientemente fue diputado federal, es eso: que todos ellos no están en la mira del cómo ejercieron recursos públicos y mucho menos, de haberlos desviado o mal empleado.

***

En la coalición Mejor Rumbo para Puebla están preocupados por la caída en las encuestas de la candidata de Fuerza y Corazón por México a la presidencia de la República, Xóchitl Gálvez.

Y es que las semanas pasan y la preferencia electoral no le favorece, al contrario, la brecha se hace cada vez más grande. Es por esta razón que la gran mayoría de los candidatos a alcaldes y algunos a diputados locales y federales han marcado distancia y diseñado su propia agenda, sin esperar nada de la candidata presidencial e incluso sin suponer que Eduardo Rivera los agregue a sus giras.


  • Alberto Rueda
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.