Brigadistas de la transformación

Ciudad de México /

Entre los análisis de la votación a favor de Morena y lo que llevó a Claudia Sheinbaum a obtener más de 35 millones de votos, 5 millones más que AMLO en 2018, hay un trabajo territorial del que pocos hablan y que hasta la candidata ganadora ha reconocido.

Se trata de los coordinadores territoriales o brigadistas de Morena que tuvieron que convencer a otros para votar por Sheinbaum. Brigadistas que incluso trabajan en el gobierno federal, en los estados o en el de Ciudad de México.

Algunos de ellos, consultados para esta columna, contaron que durante la precampaña y campaña acudieron a reuniones donde se les dieron instrucciones de operación. Una de las últimas fue en la que les entregaron formatos para llenar con nombres, apellidos y teléfonos de 10 personas cercanas para llamar y llevar a votar por Morena el 2 de junio.

El día de la elección les asignaron zonas para “movilizar” a la población. “Al menos 50 personas” para concretar el “voto masivo”. Aseguraron que no tuvieron que pagar nada, “simplemente labor de convencimiento e insistir en ir a votar”.

Antes de las elecciones, los brigadistas recordaron casa por casa los beneficios de la 4T e insistieron en que votar por la oposición era sinónimo de cancelar todo eso. A ellos les ofrecieron “un apoyo” y trabajo garantizado en los gobiernos entrantes.

¿Cuántos votos aportó esta estrategia? Los suficientes para que la próxima presidenta haya felicitado a los brigadistas el sábado en la Arena México, al celebrar la constancia de mayoría de Clara Brugada: “quiero felicitarlos a todos ustedes, coordinadores territoriales, brigadistas, estructura de defensa del voto, realmente el trabajo que hicieron es espectacular”.

No hay sorpresa. Muchos le llaman trabajo de estructura y también lo hacen gobiernos encabezados por otros partidos.

En 2019 el Inegi estimó que alrededor de 5 millones de personas trabajaban en dependencias del gobierno federal, estatales y municipales. ¿Cuántos de ellos realizaron trabajo político-electoral en sus “ratos libres” en estas elecciones? Es un misterio.

Las autoridades electorales tendrán que resolver qué tan legal fue. Es una de las quejas e impugnaciones presentadas. Por ejemplo, en Veracruz, el PRI acusó que durante seis meses documentaron “amenazas a los trabajadores del estado para hacer brigadas después de concluir sus horarios de trabajo y en fines de semana”.

El triunfo arrollador de Morena se debió, en gran parte, a esos brigadistas de la transformación.


  • Alejandro Domínguez
  • alejandro.dominguez@milenio.com
  • Periodista por pasión. Dirijo y conduzco #AlexEnMilenio L-V #22hrs. Escribo la columna #RecuentoDeLosDaños cada martes. Profesor en la Universidad Iberoamericana
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.