Pájaro Carpintero

  • Pájaro Carpintero
  • Editoriales

Editoriales
Hidalgo /

Que se le salió de las manos el conflicto de Pozo Grande, en Actopan, al diputado Fortunato González Islas. El legislador quiso pasarse de vivo en una región que ni siquiera es la suya y azuzó a los pobladores contra la presidenta municipal Tatiana Ángeles, además de que se puso a atacar a toda la 4T que gobierna en los tres órdenes de gobierno, todo con tal de llevar agua a su molino. Dicen que el diputado huasteco anda buscando llamar la atención pues no ha sido tomado en cuenta por el nuevo gobierno del estado.

Que otro que ha perdido el control de varias áreas en su administración es el edil priista de Pachuca, Sergio Baños. Y es que la presidencia en Casa Rule ya parece centro Montessori donde cada quien hace lo que quiere ante un jefe de clase apático. Al funcionario tricolor parece que tampoco le interesa lo que digan al interior del partido que lo postuló a la candidatura, donde más de uno lamenta el haberle dado la confianza para que llevara a cuestas el honor político de los que han gobernador en la capital.

Que para tapar los baches que el gobierno de Pachuca de plano no hace, el titular de la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial de Hidalgo, Alejandro Sánchez García, acudió a la prueba de una máquina para bacheo, con la finalidad de verificar el aprovechamiento del material utilizado, así como la calidad y operación del equipo. La prueba fue realizada en la avenida El Álamo, colonia El Tezontle, donde haya calles que parecen cráteres de la Luna. Sánchez está bien asesorado por el subsecretario de Obras, Jorge Alberto Reyes Hernández, y el subsecretario de Gestión y Evaluación de Proyectos, José Luis García Reyes.

Que cómo están las cosas en la Procuraduría de Hidalgo con la sacudida que ha dejado a un mes la llegada de Santiago Nieto, que ahora todos llegan temprano a trabajar y salen a la hora que les corresponde, contrario a meses atrás donde lucían semivacías las oficinas pese a haber regresado del trabajo a distancia por la pandemia. Dicen que los que más están viendo las de Caín son los agentes del MP, pues son los que más trabajo tienen rezagado por el poco personal capacitado y porque antes trabajaban solo uno o dos días.

Más opiniones
MÁS DEL AUTOR