Trascendió

Trascendió

Editoriales

Editoriales
/

Que parece cuento de nunca acabar la resistencia de Morena, PVEM y PT para darle una silla a MC en la Comisión Permanente después de que ayer el Tribunal Electoral empezó a elevar el tono de sus sentencias y amonestó públicamente a Ignacio Mier Velazco, Carlos Puente Salas y Gerardo Fernández Noroña, a lo que eventualmente seguirán “medidas de apremio” y hasta “denuncias penales”. Entre los magistrados se comenta que hay constancia de las advertencias de sobra emitidas para corregir la omisión.

Que por cierto, mucho insistieron Ignacio Mier y Gerardo Fernández Noroña en que “cualquiera que quiera” participar en el debate de la reforma electoral será bienvenido, incluyendo las autoridades en la materia, pero al final bloquearon los espacios para el debate, lo que en los hechos servirá solo para el anecdotario, pues ayer el propio Andrés Manuel López Obrador reconoció que es difícil que la iniciativa se apruebe, como pasó con la eléctrica. En tanto, PRI, PAN y PRD prevén inaugurar hoy su parlamento alterno con José Woldenberg y Luis Carlos Ugalde como invitados.

Que una vez que pudo enfundarse en el jorongo que Evo Morales le obsequió, después de batallar con la prenda, Marcelo Ebrard retomó sus críticas contra la OEA, acusándola de orquestar un golpe de Estado en Bolivia en 2019 y diagnosticándola tan enferma que “requiere una intervención quirúrgica mayor, a corazón abierto”. En el debate anterior el uruguayo Luis Almagro respondió al canciller que ojalá no se le cayera otro tramo del Metro, en alusión al accidente de la Línea 12.

Que como se lo adelantamos ayer en este espacio, el senador Higinio Martínez Miranda no participó en el acto en el que se dio a conocer que Delfina Gómez, cuya “sencillez” conquista a Mario Delgado, arrasó en las encuestas para definir aspirante de Morena a la gubernatura de Estado de México, pero horas después publicó un mensaje en el que se alineó, dijo respetar método y resultados, y deslizó una frase: “Le pido a Dios que se acuerde de ella mucho y también le pido que se acuerde de mí”. Ellos se entienden.

OPINIONES MÁS VISTAS