A la casa de chapulines

  • ADN mexiquense
  • Eduardo Garduño Campa

Estado de México /

Lo señaló claro y sin titubeos el líder nacional de Morena, Mario Delgado: el objetivo es ganar. Por eso son bienvenidos todos aquellos que se quieran sumar al movimiento para tal fin. Sin importar su pasado reciente o lejano ni si el historial del que llega es negro y corrupto.

Estas declaraciones no han sido bien recibidas por la militancia y mucho menos por los liderazgos regionales e identificados con la izquierda de siempre. Rechazan que se le dé un espacio a quien sale de un partido y se incorpora a Morena sin haber estado en la lucha del movimiento.

En el PRI, personajes con cierta ascendencia sobre el electorado y que ya no ven cabida en ese instituto político, coquetean con Morena, ofrecen votos y tener lo suficiente para ganar un distrito o una alcaldía.

El caso de Yucatán, donde los recientes ex priistas que se salieron y se pasaron al PVEM que es uno de los aliados de Morena, amarraron candidaturas al senado y a la diputación, a menos de dos meses de haber renunciado al otrora partido hegemónico.

Pero no solo priistas se pasan a Morena o a uno de sus partidos aliados, también lo hacen panistas, tal es el caso, igual en Yucatán, de Romel Pacheco. Después de denostar y burlarse de Morena ahora es más morenista que los puros.

En el Estado de México es a lo que le temen los líderes morenistas de raíz y la militancia, que lleguen como candidatos en ciertos municipios y distritos personas non gratas que ayer eran los acérrimos Adversarios y críticos del partido ahora gobernante y hoy se dicen aliados y sumisos con tal de obtener una candidatura.

Está el caso del ex gobernador Eruviel Ávila Villegas, quien denostó a la candidata de Morena a la presidencia durante su labor como jefa de Gobierno, y ahora encabeza un movimiento a favor de la abanderada de la alianza "Juntos Seguiremos Haciendo Historia"

Y como a Mario Delgado lo que le interesa es ganar a como dé lugar, no le importa desplazar a los morenistas y poner de candidatos a quienes le den votos suficientes para llevarlos a la victoria.

Tal parece que el líder nacional no voltea al pasado reciente, donde por dar cabida a cualquiera hubo traiciones, ahí están Lily Téllez y Germán Martínez.

Ojo, que la militancia en el Estado de México no es tan dócil como cree y puede llevarse sorpresas si se imponen a los chapulines como candidatos.

Ya veremos.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.