El desencanto en Morena

  • ADN mexiquense
  • Eduardo Garduño Campa

Edomex /

Las alianzas partidistas muestran la lucha por el poder y para ello ganar a toda costa, sin importar lo que se tenga que hacer, tal como lo dijo aquel: haiga sido como haiga sido. La otra la postulación de chapulines que no tienen identidad y mucho menos ideología afín al partido que lleva mano en la coalición.

Tal es lo que ha sucedido en Morena, el primer partido que dio a conocer la lista de los candidatos a diputados federales por los 300 distritos, ya con el partido que encabezará la coalición en cada uno de los distritos electorales.

Tan pronto salió la lista de los candidatos a diputados federales en el Estado de México, las expresiones de inconformidad por la postulación de ciertos personajes, no se hizo esperar. Y fueron cuestionados los métodos y los arreglos que se hicieron a nivel de las cupulas de los tres partidos que forman la alianza juntos seguiremos haciendo historia.

La militancia que se quedó fuera de la postulación, no pudo haberse quedado callada, en los distritos donde fueron desplazados por los candidatos del PVEM o del PT. Pero no tanto por haber sido desplazados de la candidatura, sino por los personajes que se postularon. Mismos qaue a su juicio no representan ni ideología y menos compromiso social.

El caso de Toluca, con Luis Miranda, hijo del secretario de desarrollo social del ex presidente Peña Nieto, un joven que no tiene ni carrera partidista en el Partido Verde. Su único mérito es ser hijo de un ex colaborador cercano al peñismo.

La militancia de base, la que si cree en las causas que dieron origen al partido, la que aspira a participar cual combatiente en las luchas sociales. Esa militancia es la que no acepta que los acuerdos partidistas y exige piso parejo a la hora de hacer las postulaciones de los candidatos.

Esos simpatizantes y luchadores sociales son los que exigen a la dirigencia de MORENA explicación, y que se de a conocer realmente el método de selección y no sólo lo digan por decir, pues así como se dieron a conocer las listas, la realidad es que no hubo encuesta sino acuerdos en lo oscurito.

Un desencanto total de la militancia de MORENA por la postulación de esos candidatos que no tienen mérito político, sino ser hijo de políticos y empresarios. Que lástima que prive la lucha por el poder por el poder y no los principios.

Para los desencantados de MORENA, a menos que haya buna razón que realmente convenza porque esos serán los candidatos. Sino el famoso plan C quedará solo en intención y no por la convicción que tiene para completar la transformación.

Obvio y no lo dude, muchos de los morenistas que quedaron desplazados, figuren en las listas de la coalición PAN PRI PRD y en Movimiento Ciudadano.

Es una pena.


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.