En el reparto del pastel, no todos alcanzan rebanada

  • ADN mexiquense
  • Eduardo Garduño Campa

Ciudad de México /

Con todo y contra todos, Morena está viviendo una feroz lucha intestina. La dirigencia nacional con Mario Delgado al frente quiere imponer su voluntad en los municipios electoralmente más importantes y con peso político y social, pero el grupo Texcoco con Higinio Martínez Miranda no se deja y no se doblega; exige sus cuotas que incluyen a además de la tierra de Silverio Pérez a otras demarcaciones.

La gobernadora Delfina Gómez y el secretario general de Gobierno Horacio Duarte también están en el estire y afloje, pues quieren imponer a sus perfiles en municipios estratégicos.

Eso a nivel de las cúpulas. Ahora a nivel de los grupos regionales, también se están dando con todo, y exigiendo atención de las dirigencias nacional y estatal, para que no se imponga el dedo y realmente el candidato que llegue sea el idóneo en cada municipio, al menos el idóneo para el grupo que gane.

Conforme se aproxima la fecha límite para el registro de candidaturas, más se intensifican los pleitos y no dudemos que se vengan más problemas e incluso confortaciones y rupturas.

Pero Morena no solo tiene el problema interno, también está el asunto de las candidaturas que le dejarán al PT y al PVEM, sus aliados en esta elección, donde morenistas se resisten a aceptar que en su municipio llegue uno del verde o del PT.

Y de todo esto, muchos que queden fuera seguro darán el salto a MC o a la coalición Fuerza y Corazón por Edomex, que los recibirá con los brazos abiertos, sí y solo sí representan opción de ganar, si no tampoco tendrán cabida.

Mario Delgado insiste en imponer, Higinio ya se declaró en rebeldía y la gobernadora no quiere quedarse fuera a la hora de las decisiones.

Horacio, por su cuenta, tiene sus cotos, que hasta el momento le han respetado, pero que seguramente en algún momento se los echarán en cara y tal vez lo orillen a bajar a una o dos de sus candidaturas.

Esto en los municipios, para las presidencias. Falta el agarrón para la conformación de los cabildos, ¿cuántos espacios cederá él candidato que resulte al grupo que pierda?

Y también está la lucha por las candidaturas a diputados y la lista de pluris.

En fin, hay muchos que quieren, pero el pastel no alcanza para que a todos les toque rebanada y entonces viene la denostación y confrontación. Ya veremos.


Eduardo Garduño Campa

egardunoc@uaemex.mx


Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.