Columna de Elliott Ruiz

Como quiera estamos bien jodidos

Elliott Ruiz

Pasan los días y la espantosa escena de la caída del metro en la Línea 12 no puede olvidarse. Por donde quiera que se vea, esta tragedia evidenció la abulia descarada de la clase política para atender las demandas del pueblo; pero eso sí, ahorita mismo están pidiendo nuestro voto.

No se necesita ser experto en obra pública para fijar dos líneas de investigación: o la construcción de la mentada línea está embarrada de corrupción o existe un sabotaje con fines electorales. Todo mundo ha descartado esta segunda opción, algunos la han llamado “infundada” y hasta “deplorable”. Pero qué casualidad que ocurra a un mes de la jornada electoral.

¿Usted cree que los partidos políticos son incapaces de intercambiar vidas humanas por votos? Tómese unos minutos para pensarlo. Yo no descartaría esta posibilidad.

No tengo pruebas, pero tampoco dudas, de que hoy la agenda electoral se ha impuesto por encima del bienestar mismo de la sociedad, solo hace falta ver cómo las elecciones justifican eventos masivos en plena pandemia de covid-19.

Si hubo sabotaje, si alguien o algunos dañaron intencionalmente la estructura del metro para que cayera y sacar ventaja política, esto sería la consumación del quebrantamiento del tejido social y sería irreparable. Su ejecución tendría equivalencia a un genocidio.

Si la corrupción está detrás, como quiera estamos bien jodidos… porque en el gobierno de la Cuarta Transformación, ese que jura que va a acabar con el saqueo, están las mentes detrás de esta obra.

Ahí la importancia de que la investigación llegue hasta las últimas consecuencias, solo para que los ciudadanos sepamos de qué nos vamos a morir.

Elliott Ruiz


OPINIONES MÁS VISTAS