Vicente Lombardo Toledano

  • Columna de Fernando Rangel de León
  • Fernando Rangel de León

Laguna /

Como él mismo decía “El hombre es fruto de la historia; pero también hace la historia”; Vicente Lombardo Toledano VLT, fue producto de los tres últimos lustros del Porfiriato y de las dos primeras décadas de la Revolución Mexicana; aprendiendo sus primeras letras en Teziutlán, Puebla, donde nació el 16 de julio de 1894; junto con Manuel Ávila Camacho, recibiéndose de abogado en la hoy Facultad de Derecho en 1919, y de Doctor en Filosofía y Letras, en la UNAM; y quien junto con Manuel Gómez Morín, Alfonso Caso (hermano del maestro de ellos Antonio Caso), Alberto Vázquez del Mercado, Teófilo Olea y Leyva, Antonio Castro Leal y Jesús Moreno Baca, formaron el grupo de los Siete Sabios; que crearon instituciones todavía vigentes.

Como fruto de la historia VLT, fue, como él mismo también lo decía, un soldado de la Revolución, cuyas armas de su vasto conocimiento de la historia nacional y universal y su cultura excepcional, las puso al servicio del pueblo en el momento histórico en que México, necesitaba una explicación profunda, amplia y clara de lo que estaba pasando en esa tercera transformación del país.

Pero VTL, no solo fue un teórico, sino un hombre de acción, creando instituciones como la Universidad Obrera de México (que hoy lleva su nombre), implantó los cursos de verano y las clases nocturnas en la Preparatoria de la UNAM, de la que fue Director, fue gobernador de Puebla, asesoró la creación de sindicatos nacionales, creó la CTM y el Partido Popular Socialista PPS, entre otras instituciones.

De VLT, grandes personajes de la historia, como el Premio Nobel de Literatura 1971, el poeta chileno Pablo Neruda, en 1942, se expresó así: “…Lombardo, maestro americano de libertad, que con su inquebrantable e insobornable defensa de los derechos del hombre es como una torre fortificada y alta que se divisa desde cualquier punto de nuestra extensa América”; José Revueltas afirmó que VLT es un “hombre histórico”, despersonalizado; Vicente Fuentes Díaz, lo consideró como el Embajador de la Revolución Mexicana; José Alvarado, lo llamó líder continental; Antonio Castro Leal, lo considero “como hombre recto, como ciudadano y como intelectual”; Manuel Cocho Gil, lo calificó como “sembrador de ideas y esperanzas”; Volodia Teitelboim, dijo que fue un “abridor de ruta”; y así como ellos otros muchos se refieren a VLT, como un hombre excepcional .

Este 16 de noviembre se cumplen 55 años de la desaparición física de VLT; porque sus ideas sobre la transformación de México, todavía siguen vigentes.


rangut@hotmail.com

Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.