Tras bambalinas

Los empeños de una casa

Hugo Hernández

Si bien Italo Calvino en su libro Porque leer los clásicos habla sólo no literatura, sus conceptos básicos pueden aplicarse a toda obra artística, por ejemplo: el teatro.

Calvino define a los clásicos como aquellos libros que nunca terminan de decir lo que tienen que decir; es decir (valga la redundancia) todos aquellos libros que, mientras más uno cree que conoce, más te sorprenden con nuevos detalles y “más inéditos resultan al leerlos de verdad”.

Lo mismo pasa con las grandes obras de la dramaturgia mundial, como es el caso de Los empeños de una casa, para muchos de los especialistas el texto dramático más logrado y sólido de Sor Juana Inés de la Cruz, e incluso hay quienes afirman que se trata de la obra cumbre en verso de toda la literatura novohispana.

La obra se estrenó en 1683 y a pesar de esos casi 340 años de distancia, sigue diciendo cosas esenciales a la audiencia, por ello es que se presenta ahora como parte del programa de teatro en plazas públicas que, a consecuencia de la pandemia, echó a andar el Sistema de teatros de la ciudad de México.

Para nadie es un secreto la importancia capital de la figura de Sor Juana en la lucha por los derechos de la mujer, y esos intereses están presentes en esta obra, por lo que eso la hace vigente hoy más que nunca.

Se trata de una comedia de enredos que cuenta la historia de dos parejas que se aman, pero que por azahares del destino no pueden estar juntas. Una de las peculiaridades de esta obra es que una mujer, doña Leonor, es el eje conductor de la misma. Un personaje fuerte, decidido, que bien podría ser una especie de alter ego de la autora.

Adaptada y dirigida por Álvaro Cerviño, este montaje de Los empeños de una casa está pensado para un público de hoy, un público especialmente joven, quien muy probablemente no se acercaría de otra manera a un texto “complicado” en su original como éste.

El reparto de esta puesta en escena, que producen Teatro UNAM y Novohispunk Teatro, lo integran Anna Irene Guevara Meneses, Anaid Bohor, Darling Lucas, Diana Perelli, Carlos Herrera y Oscar Sergio Serrano.

Las funciones son los sábados 8 y 15, y los domingos 9 y 16 de mayo, a las 12 horas, en la plaza de las Artes, del Centro Nacional de las Artes, ubicado en calzada de Tlalpan y avenida Río Churubusco, muy cerca del Metro General Anaya.

La entrada es gratuita, y el aforo está limitado a 100 personas, que para poder entrar debe cumplir con el protocolo sanitario que se ha instituido para todas estas actividades.

OPINIONES MÁS VISTAS