A César lo que es de Adán

En privado

Joaquín López-Dóriga

Joaquín López-Dóriga
/

Mienten como si nunca fueran a ser desmentidos.

Florestán

A César Yáñez lo conocí a finales de los 90, con Andrés Manuel López Obrador presidente del PRD y más aún en la primera elección para jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, en 1997, que ganó con Cuauhtémoc Cárdenas. Él arrasó en la ciudad y provocó que el PRI perdiera su mayoría histórica en la Cámara de Diputados.

A su victoria como primer gobernante sexenal en la capital del país, en 2000, César estuvo siempre a su lado. Ya en el cargo fue su vocero y más, su fiel escudero. Así lo asistió durante su gobierno, en el desafuero, en la campaña presidencial de 2006, en su presidencia legítima, en su segunda campaña en 2012 y en la tercera de 2018 que lo llevó a la Presidencia de la República, siempre con él. Pero se cruzó el manejo mediático de su boda en septiembre de 2018, se alteró y lo alejó de su vera.

El 30 noviembre, el secretario particular del electo, Alejandro Esquer, lo dejó fuera de la foto oficial y lo desinvitó a la toma de posesión. López Obrador le dio un cargo, lo confinó en una congeladora de su palacio y nombró a Jesús Ramírez como su encargado de prensa. 

Y así pasaron tres años, seis meses y 29 días, confinado, cuando ayer lo sacó de su torre de Londres del Zócalo y Adán Augusto López Hernández le dio posesión como subsecretario de Gobernación, la misma mañana que la portada de La Jornada lo confirmaba como precandidato presidencial, justo a la llegada de César Yáñez.

Cosas de la lealtad y de los proyectos sucesorios.

RETALES

1. DESDÉN. Le contaba que la tragedia de San Antonio, que suma ya 53 migrantes muertos, le era ajena a gobernantes, sociedad y la mayoría de los estadunidenses que desconocen dónde está esa ciudad. El New York Times y el Washington Post no tuvieron ayer una línea en sus primeras planas para esta desgracia. Lo del sur les es ajeno a los del norte. El tema es de México, aunque se quiera ubicar solo allá;

2. INCONTROLABLE. El asesinato de periodistas se encuentra en un punto fuera de control, como todos los homicidios dolosos que al día de ayer llegaron a 124 mil 725. A la puerta de su casa, ayer por la mañana en Ciudad Victoria, Tamaulipas, fue asesinado a tiros el periodista Antonio de la Cruz que salía con su hija, que tiene un tiro en la cabeza y está al borde de la muerte. Doce periodistas asesinados en seis meses, uno cada quince días. Los otros datos; y

3. ERROR. Fue un error del Presidente utilizar el término hitleriano contra un ciudadano mexicano, judío y comunicador. El rechazo de la comunidad fue rotundo. En las redes sus seguidores multiplicaron el antisemitismo solo por apoyarlo, que es el daño más grave. Carlos Alazraki sabe lo que dice y aguanta. La propaganda antijudía no la podemos permitir y menos replicar. Se impone hoy una disculpa presidencial. 

Nos vemos mañana, pero en privado

Joaquín López-Dóriga

lopezdoriga@milenio.com

@lopezdoriga

lopezdoriga.com

OPINIONES MÁS VISTAS