Estado de resultados

Ciudad de México /

Existe la recelosa creencia de que los equipos profesionales no tienen porqué ganar dinero. Las organizaciones deportivas, piensan algunos, deben actuar como instituciones sin fines de lucro: mantener planteles, pagar salarios o invertir en desarrollo a fondo perdido para ganar campeonatos.

Nunca ha estado mal visto, por cierto, que el deportista gane mucho dinero. Pero ganar dinero como organización deportiva parece un pecado porque hay quien sigue creyendo que la pasión no debe articularse como negocio.

¿Por qué tiene que ganar dinero con un equipo alguien que ya tenía el suficiente dinero para darse el lujo de comprarlo? Esa lógica medieval del mecenazgo, que sigue mirando el espectáculo deportivo como un derecho y no como un servicio que necesita beneficios económicos para sostenerse, repartirse, o reinvertirse de acuerdo a un consejo de accionistas, es la misma que exige a los dueños de equipos en todo el mundo seguirle metiendo millones de dólares a sus equipos sin otro rendimiento que la felicidad de sus aficionados.

Hoy es imposible que una empresa o empresario inviertan un centavo en franquicias deportivas sin calcular el riesgo y medir los resultados. Atrás quedaron los tiempos donde un multimillonario se compraba un equipo como hobby, o una corporación adquiría una franquicia endeudada por simple estrategia de mercado o fiscal.

Como en cualquier negocio, administrar un equipo exige legalidad y responsabilidad social, también ofrece crecimiento y productividad. Si no existieran empresarios dispuestos a arriesgar su dinero con vocación en nuestros equipos, todo ese dinero estaría muy cómodo en la bóveda de un banco o invertido en otro sector.

Que los dueños de los equipos ganen dinero con ética y seriedad en función del tamaño de cada mercado y su capacidad para gestionarlo, es lo mejor que puede pasarle al aficionado: la rentabilidad también es deportividad.


  • José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo
  • josefgq@gmail.com
  • Columnista en La Afición desde 2008. Lic. en Administración. MBA en Comunicación. Máster en Publicidad. Periodista, comunicólogo y gestor especializado en medios con más de 20 años de experiencia en puestos directivos en empresas como CNN, Canal+ y Movistar+; ha participado en proyectos de posicionamiento de estrategias de Marketing Deportivo.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.