¿Qué protege a los militares?

Ciudad de México /

Nuestras fuerzas armadas viven también la intensidad que atraviesa nuestro país, sin embargo, lo hacen desde una visión, por mucho, más estratégica y real de lo que pueda pensarse.

Para los soldados de tierra, mar y aire no existen pretextos ni coyunturas para no cumplir con las misiones que tienen encomendadas. Para ellos, la suma de sus capacidades, experiencia y por supuesto, —muy importante— lo que el gobierno les otorga, es con lo que cumplen en beneficio del país.

Destacar que las acciones militares y navales se encuentran dentro del contexto de la ley y de sus propias normativas, no está demás recordarlo. No hay “fuero militar” o “fuero de guerra” que los exima de incumplir con las leyes y con el orden establecido, máxime cuando faltas, excesos o abusos sean cometidos contra un civil o de hechos en los que exista un impacto a las instituciones civiles.

Ese mal entendido “fuero” se ha desvirtuado al grado de hacer creer que los militares tienen una patente de corzo que les permite cualquier tipo de arbitrariedad o abuso contra el pueblo. Desde las Constituciones de 57, como la de 17, y todos los cambios que en esta materia se han llevado a cabo, en todo momento se obliga a la Ley de Justicia Militar, a que el soldado o marino sea juzgado por la ley civil, cuando el delito no tenga referencia o competencia estrictamente dentro del ámbito militar; y lo más importante es que ningún efectivo de las fuerzas armadas, desde del grado militar o naval más alto o más bajo, tienen un fuero constitucional, como si lo tienen gobernadores, alcaldes, diputados y senadores.

El “fuero militar” o “fuero de guerra” se usa únicamente para que la justicia militar atraiga todo aquello que tenga relación directa y estricta con violaciones a la propia ley y en donde no exista daño u ofensa a un civil.

Se ha demostrado en un sinnúmero de ejemplos que, cuando un militar comete un delito en el que se haya impactado lo civil, entonces, en la mayoría de los casos, son los propios militares o bien la Fiscalía Militar, quienes se entregan o bien los entregan a la autoridad civil, aun y a pesar de que en algunos casos la pena se cumpla en una prisión militar, situación que se da por que pueda existir la dualidad de cargos tanto en la justicia civil como en la militar.

Durante más de 25 años, las fuerzas armadas han estado apoyando labores de seguridad pública. Son más de 50 años donde activan planes de auxilio a la población; más de seis décadas participando de manera activa en todas las necesidades institucionales de este país.

Hoy en día, toda esas experiencias los hacen comprender de manera correcta cuáles serían los efectos de violar la ley. Tienen toda su atención en los problemas por los que actualmente vive el país y no pueden hacer una pausa en sus obligaciones, ya que éstos crecerían mucho más.

Los soldados de tierra, mar y aire, todos, tienen una gran responsabilidad institucional que los obliga a cumplir.

Y a pesar de todo, los soldados son quienes defienden y protegen a los mexicanos y a sus instituciones, sin chistar, sin objetar, sin detenerse.  

Toque de Silencio

Fátima, lamento no haber hecho más por ti.

Descansa en paz, lo mereces.


  • Juan Ibarrola
  • j.ibarrola@cadenademando.com
  • "Columnista de seguridad y Fuerzas Armadas. Creador de @CadenaDeMando, colaborador @Milenio. Todos los sábados y lunes a las 18:00 hrs @mileniotv"
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.