Instinto de conservación

General Motors se va de México

Juan Miguel Alcántara Soria

GM anunció se irá de México si no contamos con un marco jurídico enfocado en producir y proteger energías renovables o limpias. La armadora de autos advirtió que buscará otros destinos de inversión para cumplir con sus metas de cero emisiones de contaminantes, porque “no va a parar su visión: si no existen las condiciones, México ya no va a ser un destino para la inversión”, dijo el Presidente y Director General de la empresa en México, al día siguiente de que los presidentes de México, Estados Unidos y Canadá acordaron impulsar energías renovables, al firmar Compromiso sobre Metano y Carbono Negro. “Si las condiciones no están en la mesa, México no va a ser destino de inversión en el corto y mediano plazo, y hoy en día como nuestras inversiones tardan entre 5 y 7 años, estamos evaluando que si las condiciones no están, ese dólar que se iba a invertir en México se va a EU, Canadá, Brasil, China, Europa. Y México deja de ser un destino importante. Estamos hoy en el límite para decidir si México será destino de inversiones, por lo menos en nuestra organización”. La advertencia deriva de las mentiras y contradicciones de López Obrador, quien apostó por las energía sucias al impulsar su contra-reforma eléctrica o energética que privilegia energías contaminantes. Por su ubicación, proveeduría, mano de obra calificada, tratados comerciales desde el TLC, desafío chino, México ha sido destino atractivo para invertir. Pero ahora que GM tiene el objetivo para 2040,que el 100% de energía que consume a nivel global provenga de fuentes renovables, no lo lograrán en México sin una política congruente sobre energías limpias. GM tiene 4 plantas en México, y la ubicada en Silao fue la primera automotriz en Gto, instalada aquí luego de que en el gobierno de Carlos Medina (yo era Procurador) le ganamos a Durango traer inversión, que derivó en clúster automotriz (asociación de empresas e instituciones con una visión colaborativa), y aceleró el crecimiento de Gto por arriba de la media nacional.

La contra-reforma energética de la 4Tya cancela, y cancelaría aun más, contratos de inversión para la generación de energías renovables -reclamó el embajador de EU-,exhibe cada día más las consecuencias desastrosas para México: otras empresas que tienen entre sus metas producir con cero emisiones sucias, dejarán de invertir o de comprar aquí, y peor aun, habrá desinversión de las que ya están. En México la producción de petróleo y gas, su transporte y procesamiento, provoca emisiones tan altas de metano, que somos 5º emisor mundial de esta sustancia, 2 veces más a la del mayor productor mundial de crudo, EU (el Fondo para la Defensa del Medio Ambiente constata que el 4.7% del gas producido en México se libera a la atmósfera). Si la economía casi no va a crecer en todo el sexenio; Pemex no aumenta producción de crudo; CFE aumenta pasivos, apagones, ineficacia; obstáculos a inversionistas; incertidumbre legal en el sector eléctrico; más contaminación; si desatención a manufactura exportadora que requiere energía eléctrica limpia, etc. Vendrá más desempleo, migración a EU, delincuencia, miseria.

Ese Compromiso sobre Metano y Carbono Negro nos comprometió a bajar emisiones de ambos contaminantes y acelerar el despliegue de energías renovables y acelerar la transición a vehículos de cero emisiones, y hacia el uso de combustibles más limpios. AMLO deberá aclarar cómo vinculará su contra-reforma con estos compromisos; de lo contrario, nos demandarán incumplimientos, pero entonces él ya se habrá ido. AMLO defiende con mentiras su contra: que Oxxo o Bimbo pagan menos por la luz que un hogar, que la reforma no implica expropiar paneles solares-existe disposición expresa en su iniciativa-; que la CFE no la subsidiamos, pero en presupuesto de Egresos que acaban de aprobar diputados hay partida específica para subsidiar el consumo eléctrico, y el ISR y jubilación desigual de sus trabajadores. Exijamos a diputados de Morena y paleros no aprueben contra-reforma perjudicial a todos. Sí a empleos, y mejor pagados. Y a estado de derecho. ¡No a la política criminal de más pobres!

Juan Miguel Alcántara


OPINIONES MÁS VISTAS