Catarata

Qué trabajo les cuesta eso de la paridad

Luis Petersen Farah

Paridad total, sí pero no. Si es cierto que aquí no aplica la obligación de paridad porque no se ha legislado al respecto, entonces ¿qué espera el Congreso?

¿No debería nuestro Poder Legislativo, ése sí paritario por primera vez, estar ya con todas las pilas puestas para homologar la Constitución y las leyes del estado a la legislación federal?

¿O será que los partidos aceptaron que el Congreso quedara conformado con estricta paridad con la condición de que ahí quedara la cosa y ya no le movieran más?

¿Considerarán la paridad una epidemia grave que justifique tal control del voto de los diputados y las diputadas?

Realmente llama la atención que, tras el nombramiento del contralor, se pretenda que ya pasó todo y ahora a olvidar. Hace apenas cinco meses este mismísimo Congreso (diputadas y diputados) aprobó, en sesión extraordinaria, la minuta de la paridad total de la reforma a la Constitución federal. Bueno... uno supone que se acuerdan de lo que votan. Además ya hay amparos que, aunque tarden, se van a ganar, no tienen otra salida.

¿Por qué no acaban la tarea y terminan de una vez la dichosa homologación? ¿Será porque cuando llegue el siguiente nombramiento van a tener el mismo pretexto para no buscar una mujer?

Claro que lo relevante es tener los perfiles adecuados para las responsabilidades de gobierno. Pero claro que no van a encontrar mujeres con esos perfiles, si no las buscan (si la buscan, hallarán muchas, solo hay que ver quiénes son los mejores estudiantes en las universidades).

No las buscan porque no se sienten obligados por la ley. Y cuando las mujeres reclamen, siempre les podrán responder: “Ah, no han terminado la ley, ¡no reclamen, mejor legislen!”

El punto es más que simple. No quieren. Después, complíquenlo lo necesario. Desde mayo pasado van ya cuatro iniciativas sobre el tema entregadas a la Comisión de Puntos Constitucionales. La última se turnó el 19 de noviembre. Y ahí siguen... a ver quién se atreve a arriesgar su carrera política.

luis.petersen@milenio.com

OPINIONES MÁS VISTAS