¿Por qué el Azteca está solo cuando juega el Azul?

Ciudad de México /

A veces nos preguntamos por qué el Estadio Azteca, cuando juega el Cruz Azul, está más vacío que una Iglesia en lunes por la mañana, un cine en martes al mediodía y que las avenidas en día festivo.

Claro, el motivo principal debe ser lo frío, malo, decepcionante y todo lo que le agregues que es este equipo.

Pero no es el único motivo. Yo ya fui testigo dos veces este torneo del motivo que creo pesa mucho, y es la venta de boletos.

Storytime de cómo le mentamos la madre al formato de venta de boletos del Cruz Azul para ir a sus aburridos juegos.

Desde el miércoles planeamos ir al estadio para ver a los Celestes vs los Millonarios de Nuevo León.

Nos metimos a Ticketmaster para comprar los boletos y el 80% de las localidades estaban ya bloqueadas, dizque vendidas.

Imposible que esté el 80% del Azteca vendido para un juego de La Máquina. Ni en una Final veríamos eso.

Pues no se pudo miércoles, no se pudo jueves, no se pudo viernes y por fin el sábado al mediodía pudimos comprarlos, pero de una localidad arriba, allá en el cielo porque en las buenas, abajo, no dejaba.

Bueno, ni hablar… y ahora era ¡dónde demonios los imprimiríamos! Tenía que ser en un centro asociado a Ticketmaster. Hablamos a 12 lugares y ninguno estaba funcionando para imprimir: “Usted disculpe, pero no funciona y no tenemos el sistema para imprimir”. Fue la cantaleta de todas las partes a donde llamábamos ese mismo sábado.

No es posible que en pleno 2023 un equipo de Primera División tenga tan arcaico sistema de venta de boletos. En serio nos sentimos como si fuéramos a ver al Cruz Azul de Quintano, de Marín y todos esos jugadores de los 70 y principios de los 80.

Por fin, cuando estábamos a punto de rendirnos, nos dijeron que en Office Depot de Universidad y Parroquia, en La Del Valle, los imprimían.

Llegamos y había una fila considerable. Nos formamos y no avanzaba. Fui a ver por qué estaba detenida y lo que vi fue patético:

Uuuna señorita, en uuuna caja, ella sola, imprimiendo boletos de muuuchos aficionados urgidos de ya tenerlos para irse al Azteca.

1 hora y 40 minutos en una fila que avanzaba 1 metro cada 10 minutos.

Ahí mismo en la fila platiqué con aficionados del Cruz Azul y dijeron que eso es normal en este equipo.

Por fin salimos de ahí y vimos cómo habían decenas y decenas de aficionados formados, y les aseguro que la mayoría de ellos ya no pudo ir al Azteca, pues ya eran las 5:30 y el juego comenzaba a las 7:00 PM.

Recomendación: Nooo compres boletos en línea para ir a ver al Cruz Azul. Vas a sufrir y a Ticketmaster le vale mother dónde lo imprimas.

El equipo juega a nada, sus extranjeros son malos, sus mexicanos ya no figuran, su directiva hace sus cosas con los promotores que les traen bultos disfrazados de futbolistas y tienen un técnico que no sacará al equipo de donde está.

Y por si fuera poco, te ponen 800 trabas para comprar e imprimir los boletos, como si estuviéramos en 1985.

¿Ahora se explican por qué el Azteca está así de vacío cuando juega La Máquina Cementara de La Cruz Azul?

Pregunto yo: ¿Algo hará bien este equipo y esta institución?

En verdad pienso que está maldita.

PD: Alguien les hizo un hechizo.

Miguel Ángel Arizpe
  • Miguel Ángel Arizpe
  • Periodista deportivo desde 1990, cobertura de 4 mundiales, 2 Eurocopas y 2 Copas América. Corresponsal político en Francia de 1994 a 1996. Especializado en futbol y beisbol de Ligas Mayores. 16 años como columnista; desde enero 2022 en Mediotiempo.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.