INE, con dudas en candidaturas de Morena por paridad

Ciudad de México /

Las cosas no están 100% decididas en Morena. Si bien ya cantaron victoria las y los aspirantes a las nueve gubernaturas para los comicios de 2024, en el Instituto Nacional Electoral de Guadalupe Taddei no están convencidos de que el acuerdo de paridad se haya cumplido a cabalidad.

“Todavía la tenemos que revisar”, dijo a esta columna un integrante del Consejo General del INE, ya que existen dudas respecto al elemento ‘competitividad’ en las mujeres que enviarán a competir en ciertos estados.

Hubo sorpresas en algunas decisiones finales del partido oficial, otras no lo fueron tanto, pero llamaron mucho la atención los casos de Guanajuato y Jalisco, en los que se duda si las abanderadas designadas realmente tienen posibilidades de victoria.

Es claro que en esas plazas Morena no es el partido preponderante y las encuestas indican que hay alta probabilidad de que los partidos que mantienen el poder actualmente —el PAN y MC, respectivamente— repitan seis años más.

Por ello es extraño que para competir por Guanajuato se haya seleccionado a la ex panista diputada local Alma Alcaraz y para Jalisco a la diputada federal Claudia Delgadillo, cuando se habla de que Ricardo Sheffield —para el primer estado— y Carlos Lomelí —para la segunda entidad— resultaban más competitivos pese a que las posibilidades de victoria eran también limitadas.

Al parecer, estos últimos (con todo y sus estados) fueron sacrificados por la dirigencia de Morena para solventar las presiones que se percibían de muy poderosos grupos políticos en Tabasco y Chiapas, donde a pesar de que el partido oficial tiene la victoria asegurada, decidieron mantener las candidaturas para los hombres.

Javier May y Eduardo Ramírez Aguilar son esos dos varones que no podían quedar fuera de la lista, y que muy probablemente llegarán a gobernar un par de entidades prioritarias para Andrés Manuel López Obrador: su estado natal y aquel en que se ubica su finca y destino de retiro.

Palabras clave

El viernes pasado Morena dio cátedra en términos de propaganda y marketing político; la entrega de resultados sobre sus candidatos fueron un perfecto reality show. Cada hora y media se fueron dando a conocer finalistas, dejando hasta el último CdMx y el veredicto final. Se presentó una nueva forma de hacer comunicación política, con método, números, suspenso, espectáculo, morbo y control.


  • Óscar Cedillo
  • Director General Editorial de Grupo @Milenio. Journalist, Digital, DJ and Biker / Escribe todos los lunes su columna Contraseña
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.