Nada personal

Academia versus dinastía velecista

Pablo Ruiz Meza

En apego a la autonomía universitaria, los consejeros de la UAP resolvieron elegir al sucesor de Alfonso Esparza Ortiz mediante el voto electrónico; será directo, secreto y sectorial.

Los consejeros universitarios, maestros, estudiantes y trabajadores tomaron la decisión en una sesión virtual, porque así lo impone la tercera ola de la pandemia por covid-19.

La decisión de utilizar el sufragio electrónico para elegir rector de la Universidad es innovador y ha tenido ensayos exitosos para designar a otras autoridades de unidades académicas.

La votación de 120 mil universitarios será administrada por la Dirección General de Cómputo y Tecnologías de la Información y Comunicaciones (Dcytic).

De acuerdo con la decisión mayoritaria de los consejeros, se utilizará una plataforma digital mediante la doble autentificación, para asegurar la transparencia de la auscultación con correo electrónico institucional y número telefónico.

El nuevo rector o rectora asumirá el cargo el 4 de octubre, y asumirá la responsabilidad de emitir la convocatoria para la renovación del Consejo Universitario.

Hasta esta fecha, ha manifestado su deseo de participar en la contienda por la rectoría la investigadora Lilia Cedillo Ramírez.

Guadalupe Grajales Porras también anunció su interés por participar; hasta hace unos días fue secretaria general de la Universidad.

Este jueves dará a conocer su decisión de participar Francisco Vélez Pliego, ex director del Instituto de Ciencias y Humanidades.

¿Qué tienen en común Guadalupe Grajales y Francisco Vélez? Un vínculo de relación de familia política porque son cuñados. Grajales es esposa de Roberto Vélez Pliego, hermano de Francisco y del fallecido Alfonso Vélez, quien fue rector de la Universidad.

De ninguna manera enfrentan un conflicto de interés por tratarse de la familia política de los Vélez Pliego, sin embargo, por la tradición del velecismo en esa institución de educación superior, la rectoría es un asunto de familia.

Y no necesariamente pasa a segundo término el requisito que establece la Ley Orgánica de la UAP, que impone que para ser candidato a la rectoría se debe tener más de 35 años y menos de 65 el día de la elección. Vélez Pliego nació un 28 de marzo de 1952.

Por ahora son dos las universitarias aspirantes a la rectoría: Lilia Cedillo, la académica investigadora: y Guadalupe Grajales, la aspirante nobiliaria de la dinastía Vélez Pliego, quien podría enfrentar a su cuñado Francisco.

pablo.ruiz@milenio.com


OPINIONES MÁS VISTAS