Bus-Bici la nueva apuesta de movilidad

100 palabras

Raúl Frías Lucio

Raúl Frías Lucio
Jalisco /

Los temas de movilidad en una ciudad como la ZMG no se pueden ver solo desde una sola perspectiva, apostándole todo a la bicicleta y que, de acuerdo con el más reciente estudio dado a conocer por el Imeplan, menos del 3% de la gente se traslada en bicicleta. La movilidad de la ciudad debe verse en forma integral, respetando una pirámide de movilidad propia: primero el peatón, luego el transporte público, luego la bicicleta y los automotores.

Pero en esta ciudad, en los últimos años se ha privilegiado la visión de los promotores de la bicicleta, donde la movilidad la han querido resolver con ciclo vías reduciendo las calles y avenidas generando peor congestionamiento vial, afectando gravemente a quien se traslada en camión y los autos particulares. Tenemos los casos de las avenidas Guadalupe, avenida México, Niños Héroes, como ejemplo, donde el paso de las bicicletas es mínimo, mientras que los usuarios del transporte público esta tan atorado como el del auto particular, por la reducción de carriles a que se han sometido esas avenidas.

Ahora mismo, se anuncia el inicio de los proyectos para construir dos nodos viales, muy necesarios en avenida Tesistán y la carretera a Colotlán y otro en Valle de los Molinos, y una “consulta” para López mateos Sur, pero las autoridades se sinceran y declaran no ser “fans” de las obras viales porque van a provocar más autos. Pero se pierde de vista que también el beneficio será para la mayoría de las personas que usan transporte público. No se ha entendido que la mejor forma de desincentivar el uso del auto particular es tener una red de transporte publico suficiente y eficiente, pero no es la bicicleta, que es ideal para distancias cortas, pero no para recorrer la ciudad como lo hacen la mayoría de las personas para ir a sus centros de trabajo.

Los promotores del ciclo vías han logrado convencer a las autoridades que es más fácil modificar y hacer carriles exclusivos para bicicletas que hay muy pocas y castigan al usuario de transporte público a hacerse bolas con los autos particulares.

Hay que entender que no es con ciclovías como se reducirá el número de autos en la ciudad, esto ocurrirá cuando tengamos un transporte publico suficiente, limpio, cómodo eficiente, como lo es hoy Mi Macro o el Macrobus, que circule por carriles confinados como ya ocurre en avenida Hidalgo, con el carril Bus-Bici, que puede ser la nueva apuesta a mejorar la movilidad de la ciudad. Carriles exclusivos para transporte público, no solo para bicicleta.

Raúl Frías Lucio

OPINIONES MÁS VISTAS