El fetichismo presidencial

Política zoom

Ricardo Raphael

Ricardo Raphael
/

El presidente Andrés Manuel López Obrador elige temas que presenta como si fuesen objetos para la devoción. Según sea el caso, cual santitos en su nicho propone rendirles culto, o bien, como si fueran libros heréticos, invita a incinerarlos.

Entre los primeros están, por ejemplo, el avión presidencial, el aeropuerto Felipe Ángeles, el Tren Maya o la Guardia Nacional. En la lista de los segundos, que son más, aparecen el otro aeropuerto, (Texcoco) o el Instituto Nacional Electoral (INE).

Cada objeto sirve para obligar a las definiciones. Son irrelevantes los argumentos, las ideas o las ideologías porque lo único que importa es el repudio o la lealtad (ambos enceguecidos) a propósito de estos fetiches.

En el discurso lopezobradorista mientras que los detractores detestan al AIFA y al Tren Maya, los devotos son incondicionales de las fuerzas armadas y consideran al aeropuerto de Texcoco como un pozo insondable de corrupción.

El INE es el fetiche de esta temporada. El proyecto de reforma política que volvió a presentarse ayer quiere quemar a este objeto para luego colocar en su lugar una institución muy distinta. (Sorpresivamente se ha puesto de moda participar en procesiones en favor o en contra de dicho objeto de culto).

Será un problema cuando, igual y como lo hizo con la GN, López Obrador vuelva a generar una contradicción entre la Constitución y las leyes. Con ello colocará otra vez contra las cuerdas a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues será la responsable de corregir (o no) la plana.

Por cierto que hoy es un día importante para el máximo tribunal, ya que finalmente va a resolverse el expediente de la prisión preventiva automática. Viéndolo bien, terminará definiéndose algo mucho más importante, a saber, si existe o no un bloque de ocho ministras y ministros dispuestos a privilegiar a la Constitución sobre cualquier otro ordenamiento.

Si ese dique no existe para la prisión preventiva, muy difícilmente existirá a la hora de resolver otros temas como el de la Guardia Nacional o la reforma política. 

Zoom: en cualquier caso, el INE está a punto de dejar de ser el objeto favorito del fetichismo lopezobradorista para cederle la plaza principal a la Suprema Corte. Vaya usted tomando el asiento que prefiera respecto al próximo objeto previsto para el polarizante culto nacional.

Ricardo Raphael

@ricardomraphael


OPINIONES MÁS VISTAS