Columna de Roberto Martínez

Agrovita: un paso firme para impulsar el campo mexicano

Roberto Martínez

PepsiCo es una empresa global netamente agroindustrial: obtenemos nuestros cultivos de 60 países diferentes y trabajamos con decenas de miles de agricultores. A través de este trabajo hemos visto de primera mano cómo los esfuerzos a nivel local pueden generar un cambio significativo, positivo y duradero.

Esto, al mismo tiempo, nos hace ser muy conscientes del impacto que el cambio climático tiene en la agricultura, que es el medio de subsistencia de miles de familias. Como una de las empresas líderes de alimentos y bebidas, tenemos la oportunidad y la responsabilidad de impulsar un cambio significativo.

Por todo ello, en PepsiCo sentimos que necesitábamos dar un paso firme para construir juntos un sistema alimentario sostenible. Esta apuesta se llama Agricultura Positiva y la lanzamos esta misma semana. Será bajo esta visión que nuestro negocio cambiará la forma en que sembramos y obtenemos nuestros ingredientes clave, con especial foco en la sostenibilidad.

Para lograr esta ambiciosa meta implementaremos prácticas de agricultura regenerativa (al cuidar la salud del suelo y al hacer un uso eficiente del agua) en 2.8 millones de hectáreas (7 millones de acres) para 2030. Esto significa 100 por ciento de la huella agrícola de PepsiCo en el mundo. Además, como consecuencia de estos cambios positivos en la forma de obtener nuestros ingredientes, mejoraremos la vida de 250 mil personas (la mitad de ellas mujeres) y seremos capaces de reducir por lo menos 3 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero antes de la fecha pactada.

Alineados totalmente con la visión de Agricultura Positiva, en PepsiCo Alimentos México decidimos implementar un programa para impulsar la agricultura regenerativa en el sureste mexicano. Se llama Agrovita y mediante éste vamos a impulsar a más de 900 pequeños productores en los estados de Chiapas y Tabasco. Junto con ellas y ellos implementaremos prácticas agrícolas sostenibles en 12 mil hectáreas de cultivos de cacao, plátano y palma de aceite.

m{1356468}

La ecuación es simple: al implementar estas prácticas garantizamos que cada uno de estos insumos provenga de fuentes sostenibles. Nosotros compramos estos ingredientes clave para nuestras marcas y ellas y ellos mejoran sus ingresos. Y claro, nuestros consumidores obtienen productos que provienen de ingredientes 100 por ciento sostenibles.

El programa es producto de una alianza entre Fundación PepsiCo y Proforest, una organización sin fines de lucro, líder en la producción y abastecimiento sostenible de productos agrícolas y forestales.

De manera adicional, como suma de estos esfuerzos, PepsiCo Alimentos México cambiará la vida de casi 38 mil mexicanas y mexicanos al mejorar sus medios de subsistencia y al ofrecerles innovación para mejorar sus prácticas agrícolas.

También, gracias a nuestro programa de Granjas de Demostración, nuestros socios agricultores están implementando técnicas más sostenibles, como el riego por goteo, la inteligencia artificial e incluso drones que les permiten ser más eficientes al momento de regar los cultivos, detectar posibles enfermedades y evitar el uso de agroquímicos. El programa ya tiene dos años corriendo y los resultados en ahorro de agua y reducción de emisiones son muy alentadores.

No puedo sentirme más emocionado con esta nueva etapa que vivimos en PepsiCo, porque seremos capaces de tener un impacto positivo en el planeta, al transformar el sistema alimentario mundial, y lo haremos incorporando a los pequeños productores y a las mujeres como agentes de cambio.

 Pienso en un círculo virtuoso en el que PepsiCo, nuestros productores y sus comunidades nos beneficiaremos de forma integral: fortaleceremos a este campo que nos ha dado tanto en nuestros más de 110 años de historia en el país y al mismo tiempo podremos nutrir el futuro de millones de mexicanos y mexicanas de forma sostenible.

Roberto Martínez

* el autor es presidente de PepsiCo Alimentos México


OPINIONES MÁS VISTAS