Crónica

"Spacio Salón"

Susana Iglesias

También he hablado desde voces que no me conocen y en ellas pude encontrar fragmentos perdidos de mí. Qué palabra más oscura nos acecha, se cumple 1 año en el que anunciaron que deberíamos permanecer en casa. En la intersección de Viaducto Río Becerra y Patriotismo, en mayo del 2006 se inauguró la primera parte de Metrópoli, el segundo centro comercial existente en la alcaldía Benito Juárez. Por aquí pasaba un río que ya no existe, la ciudad es un cuerpo con memoria, tras poderosas lluvias se inundan zonas que antes fueron cuencas de ríos. El arquitecto Elías Cattan proponía en el 2012 desentubar el Río Becerra que nacía en Cuajimalpa, desembocaba en La Piedad formando otro río; el agua pluvial podría tratarse dando así oportunidad a un proyecto que permitiera darle otro aspecto a la ciudad y aprovechar el agua. El proyecto no resonó, es una lástima, pudimos ser Chicago, ciudad que combina la modernidad con su pasado e historia lacustre.

Siempre vuelvo a caminar por las noches en la fantasmal colonia San Pedro de los Pinos. A Gabriela Campos Chavolla la conocí afuera de la Barbería Camden, ubicada en el sótano de la plaza, yo acababa de comprar una botella de gin en la licorería, verla me noqueó, posee la mirada de alguien que ha vivido, es una mujer bellísima, de cuerpo fuerte y voz decidida. Hace años me quemaron el cabello, desde entonces mi estilista Miguel, un experto en colorimetría trató de salvarlo, por razones de lejanía no he podido verlo desde hace un año, decidí ponerme en manos de una sala de belleza: Spacio Salón, ubicado en el local número 6 de Metrópoli. Aquí huele a profesionalismo y vanguardia, calidad alemana, usan productos Schwarzkopf, el servicio es absolutamente personalizado, lo recomendable es venir con tiempo, la belleza no es un asunto de prisa, construirse toma tiempo, todos los estilistas lucen impecables, vamos, no lo he visto ni en esos salones impagables de Polanco en el que me quemaron el cabello.

Gaby es una persona generosa, trabajadora, su equipo refleja lo que significa vivir de y para un oficio. No sé qué es más interesante, lo que ocurre a diario en el salón o la vida de Gabriela, su familia fue una institución en la vida nocturna de México; ella y su hermano contrataron a Luis Miguel en una bodega de Neza, el evento fue un éxito, como todo lo que emprendió junto a su hermano. Una noche en un bar estadunidense, Bret Michaels el vocalista de Poison se acercó a tomarse una foto con ella, su personalidad no pasa desapercibida. 

Aquí se atienden desde estrellas de rock y hombres de negocios hasta veterinarios. Luciano me hizo el mejor corte de mi vida, lleva 18 años dedicado al oficio, su pasión es el color, ni siquiera tuve qué explicarle qué tono de rojo necesitaba, los buenos estilistas te entienden al verte. Salí con un rojo vibrante, con el corazón encendido de agradecimiento hacia Gabriela y su brillante equipo, una gran líder que riega su jardín con olor a jazmín y hace box


* Escritora. Autora de la novela Señorita Vodka (Tusquets)


OPINIONES MÁS VISTAS