Tras varias muertes a manos de la policía de EU, cuestionan el método de arresto

Las dudas sobre los métodos de la policía para someter sospechosos han aparecido luego de los recientes casos de muerte por asfixia alrededor del país.

Mujer sometida por la policía durante protesta de Black Lives Matter frente al edificio Trump en Nueva York, 5 de marzo del 2021. / Getty Images.

Agencia AP

Es una práctica común que la policía de los Estados Unidos coloque a los sospechosos combativos boca abajo y presione sobre sus espaldas con las manos, los codos o las rodillas para tomar el control.

Pero, no se supone que lo hagan durante un "período prolongado" porque eso puede provocar lesiones o la muerte. Pero, ¿cuánto tiempo es apropiado?

Esa pregunta y el método boca abajo están en el centro de atención después de que un video policial publicado la semana pasada mostrara a oficiales en el norte de California luchando con un hombre durante más de cinco minutos mientras él yacía boca abajo.

El hombre sometido por policías de Alameda murió en el lugar donde fue colocado boca abajo. Dos días después de que el video se hiciera público, un jurado en el sur de California otorgó más de 2 millones de dólares a la familia de un vagabundo que murió en 2018 después de que oficiales en Anaheim usaron una técnica similar para inmovilizarlo.

Ahora, un legislador del área de Los Ángeles que es un ex oficial de policía está tratando de prohibir las técnicas que crean un riesgo sustancial de lo que se conoce como "asfixia posicional", una legislación a la que la policía se opone por vaga o innecesaria dado que la mayoría de los departamentos ya restringen la práctica.

"Esto no significa que un oficial de policía ya no pueda restringir a nadie cuando lo necesite por seguridad pública, pero significaría que no puede evitar que nadie respire / pierda oxígeno cuando lo restrinja", dijo el asambleísta demócrata Mike Gipson en un comunicado.

Citó la muerte de George Floyd en Minneapolis el año pasado, quien estaba boca abajo cuando un oficial se arrodilló sobre su cuello durante casi nueve minutos, y otra muerte en California antes de Navidad que involucró a la policía en la comunidad de Antioch en el Área de la Bahía de San Francisco.

¿Cuál es el verdadero protocolo de la policía para someter a un sospechoso? 

El manual de políticas del departamento dice que un sospechoso "no debe colocarse boca abajo durante un período prolongado, ya que esto podría reducir la capacidad de la persona para respirar".

"Todos los departamentos tienen políticas sobre esto", dijo Ed Obayashi, un consultor de uso de la fuerza para las agencias de aplicación de la ley y un alguacil adjunto y asesor legal de la oficina del alguacil del condado de Plumas, California. "Todas las agencias de aplicación de la ley capacitan a sus agentes, los asesoran y les advierten sobre este mismo problema de restricción: la asfixia posicional".

Desde un punto de vista médico, cualquier restricción de oxígeno o flujo sanguíneo es demasiado prolongada, dijo la neuróloga Nicole Rosendale de la Universidad de California en San Francisco, refiriéndose a la muerte de Mario González. 

"No existen formas seguras y definidas de tener a alguien en una posición como esta y reducir el oxígeno", dijo. "No hay forma de predecir quién podría estar en mayor riesgo o menor riesgo de complicaciones de esta posición".

Esa es la premisa de la prohibición propuesta en California, que prohibiría aplicar presión o peso corporal en el cuello, el torso o la espalda de una persona inmovilizada o acostarla boca arriba o boca abajo sin un control adecuado.

Después de la muerte de Floyd, California prohibió el año pasado a la policía usar agarraderas con brazos, incluidas agarraderas que aplican presión a la tráquea y las carótidas de una persona que ralentizan el flujo de sangre al cerebro.

mg


NOTAS MÁS VISTAS