El feminicidio que policía de CdMx resolvió en tres días... sabía que el novio era el asesino

Superpolicías. Crónicas de robos, persecuciones y detenciones en CdMX

En la alcaldía Cuajimalpa, una mujer fue reportada como desaparecida, pero la investigación de la agente Evelyn Akira determinó que fue asesinada en la casa de su pareja, quien había pedido ayuda para localizarla.

El hijo de la mujer pidió ayuda a la policía para buscar a su mamá. (Ilustración: Juan Carlos Fleicer)

Iván Ramírez

El cuerpo de Anahí ‘N’ fue encontrado en el municipio de Naucalpan, Estado de México. Evelyn Akira, elemento de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ CdMx), recuerda que la víctima, quien tenía dos días de haber sido reportada como desaparecida, fue hallada dentro de una maleta.

Era diciembre de 2019 cuando la agente fue asignada al caso: el reporte de una mujer que fue vista por última vez en la alcaldía Cuajimalpa. Anahí ‘N’, nombre que usaremos para referirnos a la víctima, tenía 46 años y fue reportada al Locatel como desaparecida por Ricardo ‘N’, su pareja.

Evelyn Akira recuerda que Ricardo ‘N’, un ex policía, declaró que previo a la desaparición de Anahí ‘N’ ambos consumieron bebidas alcohólicas en su casa y se quedó dormido, pero al despertar, la mujer ya no estaba ahí. No obstante, un presentimiento de la agente de la fiscalía hizo investigar al hombre; sabía que algo en su declaración no era verdad.

"Trataba de hacerse el inocente y decía que iba a cooperar en todo momento, entonces eso permitió no perderlo de vista, pues era el principal sospechoso de la desaparición de su pareja. Refirió que estaban tomando hasta tarde y se quedó dormido y ya no recordaba qué pasó con ella, lo cual no era creíble pues aunque estés muy borracho no es posible que no te des cuenta o no sepas qué pasó. Desde ahí no estuvimos de acuerdo con esa versión y él era nuestro principal sospechoso”, narró Evelyn Akira a MILENIO.
La pareja de Anahí 'N' aseguró que habían tomado toda la noche. (Ilustración: Juan Carlos Fleicer)

La agente y su equipo comenzarían la búsqueda de Anahí ‘N’, identificando a los testigos que la vieron por última vez, pero la investigación “fue tomando camino” cuando el hijo de la víctima fue a la casa de Ricardo ‘N’, pues “estaba muy desesperado por saber qué había pasado”.

Al llegar al domicilio, recuerda Akira, el hijo tocó la puerta varias veces, pero nadie abrió “por lo que pidió apoyo a policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana”. Al llegar, los oficiales “tocaron con mayor energía” y Ricardo ‘N’ salió, pero nunca prendió la luz.

Para Akira esta situación fu extraña porque era la una de la madrugada “y lo más normal es que uno prenda la luz, abra la puerta y diga ‘¿Qué pasó?’, pero Ricardo ‘N’ la tenía entrecerrada”.

Finalmente Ricardo ‘N’ salió y “estaba muy nervioso”; reiteró que no sabía nada de Anahí ’N’, pero era mentira ya que la mujer fue asesinada en esa casa aunque en ese momento nadie lo sabía. Una vez que se retiraron las unidades de la SSC, el hombre subió a su camioneta y se dispuso a “deshacerse del cuerpo ya que si volvía la policía lo iban a agarrar”.

El hijo de la mujer pidió ayuda a la policía para buscar a su mamá. (Ilustración: Juan Carlos Fleicer)

La agente y su equipo solicitaron un mandamiento judicial para obtener las grabaciones de las cámaras de seguridad que pudieran haber captado el paso y la ruta que siguió Ricardo ‘N’ en la camioneta.

Los elementos de la fiscalía siguieron el vehículo a través de cámaras de videovigilancia, aunque la agente reconoce que no fue tarea fácil, pues las imágenes obtenidas al principio no eran de buena calidad y no se veían las placas del vehículo.

Cuando parecía que el caso se complicaría, se supo que la camioneta logró ser captada en una carretera que conecta la Ciudad de México con el municipio de Naucalpan. Evelyn Akira recibió “la noticia criminal” de que el 3 de diciembre, en la zona donde fue vista la camioneta de Ricardo ‘N’, se encontró una maleta con un cuerpo el cual, al parecer, era de una mujer.

En seguida se dirigió al lugar de los hechos para corroborar si el cuerpo hallado era de la mujer desaparecida; tras hacer el peritaje correspondiente se confirmó que aquella persona era Anahí ‘N’.

Ese día, la agente preguntó a personas que vivían cerca del lugar del hallazgo si habían visto algo que ayudara a conocer qué fue lo que pasó. Durante aquellas entrevistas algunos habitantes “comentaron que en la madrugada escucharon ruidos de los perros y de un vehículo que pasó rápidamente y lograron ver que era una camioneta”.

"Teníamos la noticia criminal y fuimos al lugar de los hechos, se hizo la intervención en el punto del hallazgo. Al principio pensamos que la maleta la habían arrojado por la carretera, pero al analizarla nos dimos cuenta que no tenía ninguna rasgadura, que las llantitas no estaban rotas y nos dimos cuenta que la dejaron a pie", cuenta. 
La maleta con el cuerpo fue bajada desde la camioneta de Ricardo.(Ilustración: Juan Carlos Fleicer)

Tras ello, Akira y su equipo de la Policía de Investigación volvieron a la casa de Ricardo ‘N’, lugar donde creían había sido asesinada Anahí ‘N’. Una vez dentro, se hicieron las diligencias periciales de criminalística, de foto y la prueba de luminol para revelar si había rastros de sangre, encontrando resultados positivos en el baño.

"Cuando se hace la diligencia de luminol, era un escenario macabro y todo estaba salpicado de sangre y logramos determinar que (la casa de la pareja) efectivamente era el lugar de los hechos".

Este descubrimiento reforzó la hipótesis de que Ricardo ‘N’ había matado a Anahí ‘N’, a pesar de “su coartada para demostrar preocupación”; sin embargo, en ese momento se desconocía el paradero del hombre, por lo que se solicitó una orden de aprehensión en su contra.

La diligencia de luminol reveló que había sangre en el baño de la casa. (Ilustración: Juan Carlos Fleicer)

Tras meses de búsqueda, Ricardo ‘N’ fue detenido y  vinculado a proceso en marzo de 2020 por el delito de feminicidio y un juez determinó que quedaría bajo prisión preventiva oficiosa.

"Él la reportó a Locatel como desaparecida y al siguiente día aparece en Naucalpan (…) Se logró identificar el vehículo en el cual se trasladó el cuerpo de la mujer al lugar del hallazgo y prácticamente se reunieron todos los datos de prueba para poder comprobar la responsabilidad del imputado y lograr que la autoridad competente nos obsequiara la orden de aprehensión y este probable responsable ya está en el reclusorio en espera de su sentencia", cuenta Akira. 

Resolver este caso significó para la agente ser reconocida por el gobierno de la Ciudad de México por su labor para instrumentar la debida diligencia reforzada en la investigación de feminicidio.

Licenciada en investigación y administración de empresas, Evelyn Akira cumplirá cuatro años como agente, tiempo en el que dice sentirse identificada con las víctimas de este delito, pues ser mujer la hace ponerse en el lugar de quienes han sido privadas de la vida.

"Te sientes identificada con la víctima porque uno también es mujer y te pones en su lugar. Entonces es esa necesidad de que tenga esa procuración de justicia y que el delito no quede impune y es eso lo que te lleva a día con día luchar y conseguir todos los datos de prueba para que se compruebe esa responsabilidad y la persona culpable pague por lo que hace".

Aunque su labor es de mucho profesionalismo, reconoce que cuando se confirma la muerte de alguien en los casos que investiga “es muy difícil hacerles de conocimiento esa noticia a la familia de la víctima porque es un tema muy delicado el decirles que un familiar perdió la vida y es bastante difícil para ellos y para nosotros transmitir esta noticia, pero es parte del trabajo".

Luego de recibir este reconocimiento Evelyn Akira confiesa tener “una sensación de felicidad muy grande porque cuando haces esto lo haces porque es parte de tu trabajo, porque lo haces con la mayor vocación y entrega pero jamás esperas que sea reconocido y el hecho de que sea así te hace sentir muy orgullosa”.

IR

NOTAS MÁS VISTAS