Condenan a cadena perpetua a hombre que mató a dos niños en Pomona en los ochentas

Décadas después de la muerte de los niños, la evidencia de ADN relacionó al hombre con los asesinatos.

Kenneth Rasmuson abusó sexualmente y asesinó a dos niños durante la década de los ochentas.

Agencia AP

Un violador convicto que abusó sexualmente y mató a dos niños de 6 años en el sur de California en la década de 1980 fue sentenciado el martes a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Kenneth Rasmuson, de 59 años, no mostró emoción cuando fue sentenciado en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles en Pomona.

Rasmuson secuestró y mató a Jeffrey Vargo, de 6 años, quien desapareció el 2 de julio de 1981, después de que salió de su casa en Anaheim Hills en el condado de Orange para mirar un puesto de fuegos artificiales.

Su cuerpo fue encontrado al día siguiente en un sitio de construcción en Pomona, en el este del condado de Los Ángeles.

"Esperaba estar en tu ejecución porque quería mirarte a los ojos y ver el mismo terror que mi hijo vio en su último momento", dijo el padre del niño, Bob Vargo, a Rasmuson en la audiencia de sentencia. "Debido a sus actos malvados, la última vez que vimos a nuestro hijo fue para ver su cuerpo sin vida y con cicatrices en un ataúd con sus juguetes favoritos".

Rasmuson también secuestró, apuñaló y estranguló a Miguel Antero, de 6 años, quien desapareció el 8 de abril de 1986, luego de bajarse de un autobús escolar cerca de su casa en Agoura Hills. Su cuerpo fue encontrado ese día en un lavado cerca de su casa en el noroeste del condado.

Su padre, Gil Antero, dijo en la corte que Miguel era "cariñoso y lleno de alegría" y dijo que su asesinato ha destrozado sus vidas.

Décadas después de la muerte de los niños, la evidencia de ADN relacionó a Rasmuson con los asesinatos, dijeron los fiscales. En 2015, fue arrestado en la casa de sus padres en Sandpoint, Idaho, donde había estado viviendo como delincuente sexual registrado.

Rasmuson se declaró culpable en febrero de dos cargos de asesinato con la circunstancia especial de que cometió múltiples asesinatos.

Durante 17 años, Rasmus permaneció en prisión por el abuso sexual en la década de 1980 de un niño de 11 años en el condado de Santa Bárbara y un niño de Los Ángeles de 3 años. Después de cumplir su condena, fue internado en un hospital psiquiátrico estatal como delincuente sexual peligroso, pero fue liberado en 2007.

mg ​

NOTAS MÁS VISTAS