La inusual estafa con paquetes de viaje operada por un influencer mexicano

Gerardo Berra, el bon vivant prófugo de la justicia argentina, ya cuenta con ficharoja internacional. Enganchaba por Facebook y dejaba varados a sus clientes.

Las estafas a mexicanos que compran paquetes turísticos es una práctica más común
Mariana Herrera y José Ramón Huerta
Ciudad de México /

El bon vivant mexicano que defraudó a más de 3 mil argentinos con viajes fraudulentos y causó un escándalo internacional que llevó a emitir una ficha roja para su búsqueda en todos los rincones del planeta, también atacó a sus paisanos: hace unos meses dejó varados por lo menos a 40 connacionales que le compraron boletos para viajar a Turquía y Marruecos.

Y mientras la justicia argentina ya le confiscó bienes muebles como vehículos Mercedes Benz AMG GT, Audi Q5, Ford Mustang GT y motocicletas Triumph, Indian, Honda y Harley-Davidson, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda a los viajeros estar atentos a los defraudadores y tratar de negociar con la empresa que les vendió los paquetes falsos.

Las estafas a mexicanos que compran paquetes turísticos es una práctica más común de lo que muchos pudieran imaginar. Tan solo en 2022, la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) reportó 450 quejas cada hora por intento de fraude cibernético. En tanto, el fenómeno ha crecido en la Ciudad de México. 


El presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia, Salvador Guerrero Chiprés, informó a MILENIO que en 2021 recibió 77 denuncias, en 2022 la cifra saltó a 244 y, hasta el 19 de junio de 2023, van 144 reclamaciones.

El modus operandi del “montaviajes mexicano” era inmejorable: primero colocó un anuncio en un diario nacional para promover paquetes turísticos hacia destinos seductores, lanzó una campaña en Facebook al tiempo que mostraba sus oficinas en la elegante avenida Presidente Masaryk; además ofrecía costos bajos, pero no descabellados, para visitar lugares remotos con pasajes, guías y transportación incluidos; presumía su registro en la Secretaría de Turismo, y tenía un community manager que respondía con prontitud las consultas que los interesados planteaban a través de sus redes sociodigitales.

Las estafas a mexicanos que compran paquetes turísticos es común

Por si fuera poco, quien figuraba como director general o CEO de la agencia de viajes Arrival Experience era un joven que en su página de Instagram mostraba selfies en espléndidos lugares de Europa, Medio Oriente, Estados Unidos y Argentina, país al que le tenía un especial apego. Presumía fotos en las calles de Buenos Aires portando la casaca del Boca Juniors y apoyaba a la campeona selección albiceleste en Catar. Incluso en su time line se veía una foto de él abrazando a un sonriente chaparrito: Leo Messi. Vamos, todo un influencer.

Con esas garantías era difícil sospechar que algo oscuro o retorcido ocurría con su emprendimiento. Todo trasudaba éxito. Hasta que no.

El nombre de quien armó ese tinglado empresarial, Mario Gerardo Berra Rojo, hoy es tristemente célebre en el país austral. Hasta mayo pasado él figuraba como orgulloso socio y representante legal de Turismo Felgueres, que en Argentina junto con sus socios Nicolás Spelanzon y Pablo Celini, manejaban las empresas que se denominan Luxury Travel Corp S.R.L., AR Experience SAS o Arex Group S.R.L.

Pero ocurrió que las compañías del influencer que tenía decenas de miles de seguidores en Instagram y quien no suma más de 30 años, desde enero de este año acusa incumplimientos masivos, cientos de clientes no lograron hacer sus viajes a Turquía, Egipto, Marruecos, incluso Dubái. Pretextando contratiempos a causa de los sismos en Estambul y otras zonas turcas, su agencia pospuso los viajes a la gente que tenía vuelos programados en febrero y marzo.

 Personas que, en inmensa mayoría, habían sido seducidas por anuncios en Facebook con fotos testimoniales y promesas de grandes experiencias.

El acabose se dio el 6 de abril de 2023, cuando la agencia de Mario Gerardo dejó al menos a 200 pasajeros varados en el aeropuerto conocido como Ezeiza, en el Gran Buenos Aires. Parejas, familias e individuos ilusionados por conocer Egipto y Turquía se quedaron con las ganas y un amargo sabor de boca: en la terminal les dijeron durante esa Semana Santa que los tickets no habían sido expedidos.

El desaguisado acabó siendo mayúsculo: se calcula que en Argentina suman al menos 3 mil 200 afectados por el incumplimiento de Turismo Felgueres, con un perjuicio que se presume alcanza los millones de dólares. A fines de abril una jueza ordenó la detención de Berra, ya fuera en el ámbito nacional o internacional, y para el 11 de mayo denegó una exención de prisión que fue solicitada por los abogados del mexicano.


Transa en el terruño


A unos 7 mil 400 kilómetros de ahí, en la Ciudad de México, a Carmen Pineda le llamó la atención un anuncio publicado a fines de mayo de 2022 en un periódico de circulación nacional: “Arrival Experience: A poco tiempo de su llegada a México, la agencia de viajes Argentina se ha posicionado como una de las pioneras en ofertar destinos fuera de lo común y experiencias de viaje únicas”, decía la entrada del publirreportaje. Vio que se mencionaba a Nicolás Spelanzon como socio fundadorque sus oficinas estaban en Masaryk 61, en el barrio de Polanco. Le dio buena espina.

Además, la edición argentina de Forbes narraba en mayo de 2020 que Turismo Felgueres tenía 55 años de experiencia en el mercado de viajes exóticos y de lujo.

Que Spelanzon era el responsable del área de marketing y publicidad, Pablo Celoni de contabilidad y como CEO, figuraba un tal Gerardo Berra.

Pineda, viajera frecuente, se lo comentó a una amiga; les pareció atractivo el precio y a fines de mayo de 2022 dieron el pago de apartado del paquete hacia TurquíaMarruecos, recorrido que duraría del 8 al 25 de mayo de 2023.

“En diciembre finiquité el pago y firmé el contrato”, recuerda Carmen, “incluso me llegó la confirmación del viaje el 6 de abril y el 10 me enviaron documentos de viaje como el reglamento y la ficha médica. Todo parecía ir en total orden”.

Pero en realidad nada estaba en orden. Ese mismo 10 de abril empezaron a circular en revistas, periódicos y en Twitter las noticias de la estafa en Argentina. Para el 12 de abril el Ministerio de Turismo de ese país iniciaba investigaciones una vez que la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires denunciara del atropello contra los 200 viajeros varados en Ezeiza. Se abrieron grupos en Facebook, WhatsApp y Telegram para denunciar a esas empresas y su perpetrador, el ciudadano mexicano Berra Rojo.

En 2023 se registraron 18 quejas contra Arrival Experience Group

El 25 de abril Pineda recibió una llamada de la agencia: le anunciaban que su viaje se cancelaba. La frustrada viajera se alarmó, por supuesto, llamó a su amiga y juntas se fueron percatando de que las personas perjudicadas formaban un grupo de al menos 40 personas. Acudieron a la Procuraduría del Consumidor para levantar un acta, pero les recomendaron que mejor trataran de negociar: admitieron que ellos, en la Profeco, no tienen dientes para obligar a las empresas a que honren sus compromisos.

“Al otro día, no tardaron en llamar los de Arrival Experience y me dijeron que sólo podrían devolverme una fracción de lo que les había depositado. Mi amiga se resistía pero yo dije: ‘de lo perdido, lo encontrado’, no iba a pasarme años de un juicio para que al final no me devolvieran nada, y más luego de leer lo que había pasado en Argentina”. Apretando los dientes, Carmen firmó un contrato de no reclamo futuro y a principios de mayo recuperó una pequeña fracción de su depósito.

Según datos de la Profeco ofrecidos a MILENIO, en 2023 se registraron 18 quejas contra Arrival Experience Group –y otra razón social: AR Experience Group–; de esos reclamos, 14 se encuentran en trámite, dos se cerraron por desistimiento y dos más fueron conciliados en mayo y en junio pasados, debido a que fueron contactados directamente por personal de la empresa. En uno de estos acuerdos, la agencia de viajes realizó el reintegro del monto del anticipo de un viaje; en otro, la empresa devolvió el 50 por ciento de lo pagado por el cliente.

De las 14 reclamaciones, en seis no fue posible notificar al proveedor en el domicilio señalado –ya no había nadie– y en los otros ocho casos están programadas audiencias entre agosto y noviembre de este año (si acaso se llegan a dar). Para evitar ser víctima de abusos al contratar servicios vía internet, Profeco recomienda comprar en sitios oficiales de agencias turísticas reconocidas y consultar la página del Buró Comercial de Profeco.

Cabe señalar, por cierto, que Turismo Felgueres no guarda relación con el mexicano Felgueres Travel Group, corporativo que opera 30 franquicias en el país, que tiene oficinas en la capitalina Lomas de Chapultepec y que no tardó en deslindarse del relajo que impera en la empresa argentina.

Estafas millonarias de los “montaviajes” 

El timo a gente que quiere hacer turismo es una práctica más común de lo que muchos pudieran imaginar. La Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) aseguró que a lo largo de 2022 recibió por fraude cibernético 450 quejas… ¡cada hora! En algunos medios circula el dato que, según esa organización, los fraudes a los mexicanos alcanzan miles de millones de pesos.

Pero el que sí tiene datos comprobables es el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, que desde hace años identifica a quienes realizan este tipo de delitos como “montaviajes”. Sabe que ese fraude es de los más prevalentes en todo el continente –no sólo en materia turística sino en general–, sólo a la par del de extorsión.

El presidente del Consejo es Salvador Guerrero Chiprés, quien ofrece a MILENIO datos esclarecedores, como por ejemplo que entre enero de 2021 y el 19 de julio de 2023, recibieron 465 denuncias individuales en las cuales detallaron sus experiencias; que los defraudadores tienen un mercado transgeneracional, que perjudica a gente de casi todas las edades, y que las víctimas suelen hacer contacto, sobre todo, por anuncios en redes sociodigitales –Facebook, casi siempre– y llamadas telefónicas.

“El fraude se concentra en la generación artificial de una falsa oferta, los montaviajes son defraudadores con diversos grados de profesionalismo delincuencial que ofrecen esa falsa experiencia de mercado para aprovechar el ánimo de la gente en sus vacaciones, sobre todo en verano, Semana Santa y en diciembre”, explica Guerrero Chiprés.

Los delincuentes operan con un esquema sencillo de engaño, en el cual uno cree que tiene ante sí una oferta ineludible.

¿Pero la gente en general, después de tantas referencias y malas experiencias, no está en alerta ante tales trampas?, se le pregunta al especialista.

“En realidad no ha habido tanta advertencia, necesitaríamos una campaña permanente y muy costosa a nivel nacional para alertar sobre las variedades de la vulnerabilidad patrimonial”, responde Guerrero.

Menciona, sin embargo, que existe una aplicación para celulares llamada “No más extorsiones”, donde están los números de teléfono que se han reportado como de montaviajes y de muchos otros intentos delictivos, además de tener el mecanismo de atención del Consejo que funciona siempre, de noche y de día: el teléfono 55- 55-33-55-33, donde asesoran con el fin de que se haga justicia, y acompañan a las víctimas que acuden al Ministerio Público o que denuncian digitalmente.

La ruta del defraudador

Berra, el mexicano quien en 2015 y con apenas veintantos años de edad llegó a Argentina y logró montar una agencia que se posicionó por sus atributos de ofrecer lujo y exotismo, tuvo que salir hacia Chile y luego a un destino aún desconocido. En Argentina, según reportes, le fueron confiscados algunos bienes muebles como autos lujosos Mercedes Benz, Audi y Ford Mustang, además de motocicletas Triumph, Indian, Honda y Harley-Davidson.

Lo que presume la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires (Aviabue) y algunas de las personas perjudicadas es que Berra y sus socios argentinos tenían un esquema Ponzi o de estafa piramidal donde inversionistas anteriores fondean a los inversionistas más recientes, modelo que se acaba rompiendo cuando no se atrae a nuevos “clientes”.

Lo que presume la Asociación presume son sus socios argentinos

Ante la debacle, las oficinas y el personal tanto de Turismo Felgueres, en la calle Darwin en el barrio de Palermo, como de Arrival Experience, que despachaba en la polanqueña avenida Mazaryk, simplemente se esfumaron y dejaron tras de sí una cauda de adeudos y de rabia entre quienes les contrataron unas anheladas vacaciones.

Fuentes oficiales argentinas asientan que Berra Rojo tiene una ficha roja de búsqueda mundial, que salió hacia Chile con pasaporte mexicano y que, dadas las fotos que subió a alguna de sus redes sociales donde presuntamente se alcanzaban a ver marcas que sólo están presentes en México, probablemente regresó a su tierra natal.

Para conocer el curso de las denuncias presentadas por afectados en México y saber si existe alguna investigación abierta para localizar a Mario Gerardo Berra Rojo, este diario hizo reiteradas peticiones de información a la Fiscalía General de Justicia la Ciudad de México e incluso, pecando de optimismo, al mismo Instagram de @geraberra.



HCM


LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.