CdMx: a peritaje, “viabilidad de la Línea 12 para el futuro”

La jefa de Gobierno encarga a los peritos noruegos una revisión “integral” e “histórica” de la obra, que incluye construcción, inspecciones subsecuentes, cierre en 2014 y colapso del pasado lunes

Integrantes de la Guardia Nacional vigilan el área del desplome, que ha generado hasta ahora 26 fallecidos. Reuters

Israel Navarro y Leonardo Lugo

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno capitalino, encargará a los peritos noruegos una revisión “integral” e “histórica” de la Línea 12, que arranque con la construcción y concluya con el desplome del pasado lunes, a fin de determinar su “viabilidad a futuro”.

“Queremos que se haga una revisión integral, desde la construcción, las distintas revisiones que históricamente se hicieron, el cierre de la línea en el 14 (año 2014), las recomendaciones que se hicieron posteriores y finalmente la viabilidad de la operación de la Línea 12 hacia el futuro”, precisó en videoconferencia.
Añadió que se encuentra en pláticas con la empresa DNV, que realizará el peritaje independiente tras el colapso en la zona de Tláhuac. “Hay un tema que se llama causa-raíz, que es particular del análisis de riesgos; esta empresa está planteando este análisis y por eso es los alcances: si es nada más sobre este tramo o sobre todo lo que implicó el desarrollo de la obra”, explicó.
“Y ahí es donde queremos hacer esta revisión, porque para nosotros es muy importante no solamente saber qué pasó en este incidente, sino en general la seguridad de la obra y de la operación de la Línea 12 hacia el futuro”, manifestó.

La mandataria aclaró que a su gobierno no le toca deslindar responsabilidades, pues eso lo hará la fiscalía capitalina, pero “a nosotros sí nos corresponde hacer la revisión para saber la viabilidad a futuro y cómo debe operar la Línea 12”.

Anunció que el próximo lunes darán a conocer los alcances de la revisión estructural a todos los viaductos elevados, así como detalles de la contratación y los tiempos del peritaje de la empresa noruega.

Mantenimiento

Las empresas TSO, de Francia, y Comsa, de España, que se encargaban diariamente del mantenimiento en la Línea 12, dan el mismo servicio a las líneas A y 1 del sistema, que diariamente trasladan a medio millón de usuarios.

Las firmas tienen desde 2016 contratos anuales con la dirección del Metro, que encabeza actualmente Florencia Serranía, por 137 millones de pesos en el caso de Comsa y 138 millones con TSO.

La primera atiende el “servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de las instalaciones” de las vías de las tres líneas, mientras la segunda se encarga del “mantenimiento correctivo y preventivo de las vías”.

Con la contratación de estos servicios para las líneas 1, 12 y A se impide a los trabajadores agremiados realizar labores de atención y supervisión. También imposibilita que personal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes intervenga técnicamente en trenes y estaciones, porque el contrato faculta únicamente a las compañías externas.

El pasado martes, en conferencia de prensa, Sheinbaum aseguró que “todos los días se lleva a cabo un proceso de mantenimiento en la Línea 12”.

Las firmas también estaban a cargo del mantenimiento de la Línea 1, que en enero pasado se vio afectada por el incendio en el Puesto Central de Control (PCC), desde donde opera el tráfico de los trenes, y la Subestación Eléctrica de Alta Tensión de Buen Tono, que proporciona energía a las líneas 1, 2 y 3. 

NOTAS MÁS VISTAS