El huracán 'Willa' perdonó a Jalisco

Se reportaron 24 derrumbes en las carreteras y oleajede hasta seis metros; hoy se reanudarán las clases.
'Willa' dejó lluvias torrenciales y oleaje elevado en algunas zonas de la costa norte y sur (Víctor Hugo Ornelas)
La Marina realizó patrullajes en Puerto Vallarta (Víctor Hugo Ornelas).

Víctor Hugo Ornelas

Con la etiqueta de una poderosa categoría número 5, el huracán Willa amenazaba con causar estragos en Puerto Vallarta desde las primeras horas de este martes, sin embargo el fenómeno meteorológico pasó de largo por Jalisco y centró su fuerza en los Estados de Sinaloa y Nayarit.

Con el antecedente de Kenna que azotó el puerto en 2002, y su similitud en cuanto a características con Willa, los tres niveles de gobierno se coordinaron para evitar que el huracán tomara por sorpresa a los vallartenses y de manera coordinada, se desplegaron agentes viales, policías municipales, elementos de Protección Civil y 118 efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional, estos últimos pusieron en marcha el Plan, DNIII-E, en su fase preventiva.

Para las primeras horas del martes, 450 personas ya habían sido evacuadas de algunos hoteles ubicados a pie de playa y trasladadas a un albergue habilitado en la zona alta del municipio, la mayoría de ellos turistas que tenían contemplado disfrutar del paradisíaco puerto y en lugar de eso se encontraron con una amenaza meteorológica que estropeó sus vacaciones.

A lo largo y ancho de las costas de Jalisco, por recomendación de Protección Civil, la Secretaría de Educación suspendió clases en todos los niveles, incluso algunas universidades y planteles educativos fueron habilitados como albergues, por otra parte, los comercios instalados a los alrededores del Malecón en Puerto Vallarta permanecieron cerrados, al igual que todos los accesos a la playa.

No obstante, cuando la mayoría esperaba un violento Impacto de Willa en Jalisco, el huracán solo volteó de reojo a su bahía y lejos de representar un factor de miedo en sus habitantes y visitantes, se convirtió en un espectáculo que nadie se quería perder. Mientras Willa avanzaba a 200 kilómetros de Puerto Vallarta, en su Malecón se estrellaron de manera estrepitosa olas de entre tres y seis metros de alto que decenas de curiosos intentaban capturar en una foto o video desde sus dispositivos móviles.

En el recuento de los daños en Jalisco el saldo se mantuvo blanco, las autoridades no reportaron personas heridas y los daños materiales se concentraron en algunas vías de comunicación, la mayoría de ellas carreteras federales en la zona de Cabo Corrientes, El Tuito, la carretera a Zacatecas y la Federal 200, que en conjunto registraron 24 derrumbes en un lapso de 30 horas.

Estos deslaves fueron atendidos uno a uno por autoridades estatales y federales para garantizar la integridad de los automovilistas. A través de un comunicado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que la lluvia generada por Willa provocó el reblandecimiento de la tierra y por eso colapsó en algunos espacios, por lo que además alertó a la población a mantenerse atentos en caso de que contemplen circular por carreteras, dado que se prevé que las lluvias continuarán durante el resto de la semana.

Para este miércoles se estima que casi 120 mil alumnos de educación básica en municipios de la costa de Jalisco se reincorporen a clases según informó la Secretaría de Educación. Comerciantes de la zona del Malecón de Puerto Vallarta señalaron que reabrirán sus negocios, además de que los hoteles regularizarán sus operaciones; así es como Jalisco comenzará a reanudar esa cotidianidad que se vio interrumpida por lo que se convirtió para en el estado, en solo un susto, llamado Willa.

SRN

NOTAS MÁS VISTAS