¿La conoces? Te contamos la historia de la Fuente de los Coyotes de Coyoacán

¿Qué tan chilango eres?

La Fuente de los Coyotes está ubicada en el Jardín Centenario, ubicado en el centro de la alcaldía Coyoacán. Te decimos todo lo que debes saber.

La Fuente de los Coyotes fue instalada a principios de los años 80. | MILENIO

Fernanda López Castro

La alcaldía Coyoacán es una de las demarcaciones más emblemáticas de la Ciudad de México, no sólo por sus museos, restaurantes o turismo, sino por su cultura, el papel en la historia de México y la fauna que le dio su nombre, que quedó grabada en muchos de sus rincones, uno de ellos: la icónica Fuente de los Coyotes. ¿Quieres saber cómo llegó ahí? Te lo contamos.

De acuerdo con el gobierno capitalino, contar la historia de la Fuente de los Coyotes es contar los orígenes de la alcaldía Coyoacán, que en náhuatl significa: lugar de los dueños de coyotes, en homenaje a los canes que la habitaban. 

Después de La Conquista, la alcaldía Coyoacán se convirtió en un territorio de mestizaje, siendo un importante enclave cultural que participó en la conformación de la nación mexicana.

Fuente de los Coyotes | Fundaciongabrielponzanelli.org

Pero no fue hasta principios de los años 80 que la Fuente de los Coyotes, obra de Gabriel Ponzanellise instaló en el Jardín del Centenario, ubicado en el corazón de Coyoacán.

Gabriel Ponzanelli
Fue un escultor mexicano (1942-2019) autor de numerosas obras y monumentos en bronce que se exhiben en nuestro país y en el extranjero, creados a lo largo de seis décadas de trayectoria.

Entre sus piezas emblemáticas destacan la que se ubica en la Glorieta de los Coyotes en las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, en Coyoacán, así comoel paseo escultórico conformado por las obras El despertad, La bañista, La madre, La mestiza y El beso.

El artista también elaboró el busto de Albert Einstein en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y el monumento en bronce con 10 esculturas La eterna primavera, en Cuernavaca, Morelos.

El Jardín Centenario ocupa la parte poniente del antiguo atrio de la Parroquia de San Juan Bautista. En la entrada, se encuentra un arco doble labrado del siglo XVI, en cuyas columnas resaltan ángeles esculpidos de fabricación indígena. 

Este jardín posee dos fuentes, las dos relacionadas con la toponimia de Coyoacán, pero la más conocida es la “Fuente de los Coyotes”, convertida en icono de esta alcaldía.

La apertura de este parque se celebró a nivel local, como parte de la celebración por el Primer Centenario de la Independencia de México, durante el gobierno de Porfirio Díaz y de este acontecimiento surge su nombre.

Sin embargo, hasta la fecha sigue siendo un lugar emblemático de la Ciudad de México y algo que sin duda, todo chilango debe de conocer.

FLC

NOTAS MÁS VISTAS