"Sentí un levantón y se movió todo el tren", recuerda conductor de Metro de L12

Rodrigo García, el conductor del tren que se accidentó, dijo que en las dos primeras vueltas por la zona no sintió nada extraño, hasta la última, en la que sintió un jalón; aseguró que tiene miedo de regresar a trabajar por represalias.

El accidente en la Línea 12 del Metro dejó 25 muertos. (AFP)

Milenio Digital

Rodrigo García, el chofer del tren que se accidentó en la Línea 12 del Metro, dijo en entrevista con Azucena Uresti para Telediario, que se había percatado que algo no estaba bien tras sentir "un levantón" que "movió todo el tren cuando estaba a punto de llegar a la estación Olivos a las 22:25 horas.

“Yo iba de Tezonco a Olivos, antes de entrar a la estación siento un levantamiento de la parte del vagón, me zangolotea, se sintió como un latigazo hacia atrás. En ese momento no dimensioné lo que pasaba, cuando el inspector fue a reportar la situación, me dijo que fuéramos a ver los vagones. Bajamos a vías, y fue donde nos dimos cuenta que la ballena se había desplomado. No era un descarrilamiento, sino desprendimiento de la ballena”, contó el conductor de 39 años.

El conductor, quien lleva ocho años laborando en el Metro de la Ciudad de México, reiteró que gracias a que siguió los protocolos correctos y que estaban a su alcance, pudo evitar que más personas resultaran lesionadas, en incluso, aumentara el número de fallecidos. 

"Tenemos un manipulador en la cabina para frenar de emergencia, fue lo que hice cuando sentí el levantón. La capacitación nos hace énfasis que apliquemos freno de urgencia para cualquier cosa imprevista", añadió el conductor. 

Rodrigo trató de calmar a la gente que no podía salir de los vagones, ya que todos cuestionaban qué había sucedido, hecho que tomó por sorpresa a todos. Aseguró que veía humo al final de la estación Olivos, sin entender plenamente lo que había pasado tras la caída de la trabe.  

Al registrarse el incidente, el chofer solicitó el corte de la corriente eléctrica con fin de evitar un incidente mayor. Aseguró que el jefe de Estación ayudó a varias personas a salir del tren que se había descarrilado. Las puertas fueron desbloqueadas para facilitar la salida de los pasajeros. 

"Bajamos a las vías, y fue donde nos cuente que la ballena se había desplomado. No era un descarrilamiento, sino desprendimiento de la estructura", contó un visiblemente triste conductor que lamentó todo el dolor que los familiares de las víctimas estaban sintiendo en este momento.

Durante su turno, Rodrigo García aseguró que no percibió nada anormal mientras conducía el tren. Añadió que durante su jornada laboral (de 15:20 horas a 22:50 horas) ya había pasado un par de veces el tramo entre las estaciones Tezonco y Olivos.

"En las primeras vueltas que tuve, fueron dos, no me percaté de ningún movimiento. Hay una parte donde hay un aparato de vías, pero es algo que siempre se siente. En el momento de la última vuelta sí sentí un levantón y fue que se movió todo el tren", añadió el chofer del Metro. 

El conductor prefirió no señalar a los conductores por la tragedia que dejó 25 personas fallecidas, pero "si acaso a quienes la construyeron, tendrán que ver". Añadió que tiene temor de regresar por miedo de que la gente lo pueda acusar por el incidente. 

“Lamento mucho la pérdida de las personas que estuvieron en ese momento. Uno labora, haces tu oficio como siempre, pero nunca te imaginas que se va a desplomar la línea. En el momento la gente me preguntaba si yo era el conductor, pero me protegí y dije que no porque hay veces que la gente se va contra el conductor", añadió.

“La verdad no asimilo la situación de volver a trabajar. No sé, a lo mejor regreso y puedo recibir insultos, agresiones, al final, entiendo que hubo gente que murió ahí y podría haber agresiones contra mí. Hay otros que me dicen que hice bien, pero no lo ven por la otra parte de que hubo gente que perdió familiares”, dijo Rodrigo García.

Finalizó asegurando que se encuentra de momento con incapacidad y que recibirá atención psicológica tras el incidente, esto para que pueda determinar si regresa a conducir una unidad del Metro. Reconoció que no ha querido ver los videos del incidente por salud mental. 

"Agradezco a todos los que me apoyaron en el momento. Hubo una compañera que me abrazó y me solté a llorar, agradezco a esa compañera que me ayudó a sacarlo, policía auxiliar, su apoyo en ese momento es muy valioso”. 

d​mr

NOTAS MÁS VISTAS