Prohibir la venta de chatarra a menores no evitará que siga habiendo obesidad: IP

El CCEH señaló que se requiere de un trabajo integral y un plan de trabajo para cuidar salud de los menores e incrementar el consumo de alimentos saludables

Prohibir venta de comida chatarra no resuelve la obesidad, dicen empresarios

Elizabeth Hernández

Tras la iniciativa presentada por la diputada morenista, Lisset Marcelino Tovar, para prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos "chatarra" a menores de edad en el estado de Hidalgo, la Iniciativa Privada (IP) señaló que esto no evitará que se siga dando el sobrepeso y la obesidad en niñas, niños y adolescentes.

Así lo señaló Édgar Espínola Licona, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo (CCEH), quien aseguró que el cambio se dará cuando haya un proyecto integral para este fin.

"Esta es una labor que se tiene que hacer junto con los padres y madres de familia, las autoridades de salud, con las entidades educativas y productivas para crear un consenso, trabajar en un proyecto de forma integral y no nada más prohibir".
"Hay muchos otros alimentos más que provocan obesidad, desde los antojitos mexicanos que también se venden al por menor y que, además, no cuentan con medidas de sanidad requeridas, mientras que los productos que vienen empaquetados y que están hechos en fábricas tienen garantía de sanidad", refirió el líder empresarial, al mismo tiempo que también reconoció que un consumo excesivo de estos productos también trae complicaciones de peso y salud.

Además, explicó que de aprobarse esta iniciativa se dañaría a la economía de pequeños negocios que ofertan estos productos, ya que las ventas de éstos representan hasta el 50 por ciento de sus ingresos.

"Entre el 50 y 60 por ciento de los ingresos de los negocios en los que se venden estos productos se perderían, porque las tienditas de la esquina son las que más venden estos productos".
"Insisto en que los diputados y diputadas deberían de pensar más en ese sentido antes de querer subir esta iniciativa al pleno, en el que ya las y los legisladores ya llevan instrucciones de que deben votarla a favor", expuso.

Asimismo, señaló que esta iniciativa es una copia tomada del estado de Oaxaca y otros estados, en donde ya se aprobó, por lo que aseguró no ha sido un trabajo legislativo que tenga de fondo argumentos viables y más bien, parece un mandato.

"Esta es una cuestión de que alguien le dijo a los morenistas que presentaran la misma iniciativa en los congresos y esto es una cuestión de política pública, porque no todos los gobiernos lo harán".
"A través de un ordenamiento de prohibir y multar a quienes le vendan este tipo de productos a las y los menores, es un tema que no se debe de realizar a través de una consulta ciudadana que lo está haciendo este gobierno, y no se trata de esto", advirtió Espínola Licona.

De acuerdo a datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el sobrepeso y la obesidad en México son un problema que se presenta desde la primera infancia, es decir, entre 0 y 5 años.

"Al menos 1 de cada 20 niños y niñas menores de 5 años padece obesidad, lo que favorece el sobrepeso durante el resto de su vida y los pone en riesgo de sufrir enfermedades circulatorias, del corazón y de los riñones, diabetes, entre otras", explica el organismo, que también recomienda crear políticas públicas que inhiban esta crisis de salud en el país por el tema.

Es por ello que Espínola Licona señaló que es necesario este consenso para que se trate el tema de obesidad y sobrepeso de forma integral, en el que también se presenten cambios en la actividad física, así como el incremento de que el sector infantil coma alimentos saludables en los hogares y en centros educativos.

NOTAS MÁS VISTAS