¿Vives cerca de un pozo petrolero? Así puede perjudicar a tu salud

El estudio también encontró que la mayoría de los residentes perjudicados son de origen latino.

Pozo petrolero ubicado en un barrio de Long Beach. / Fotografía: Getty Images.

Milenio Digital

Vivir cerca de un pozo petrolero es tan dañino para los pulmones como inhalar el humo de segunda mano o la polución causada por las autopistas, acorde a un informe presentado.

Un estudio realizado por la Universidad del Sur de California (USC), que se enfocó en vecindarios de bajos ingresos donde la mayoría de sus residentes son latinos en Los Ángeles, destacó “un aumento en las preocupaciones sobre justicia ambiental”.

El estudio fue publicado en la revista científica Investigación Ambiental. Evaluó un total de 961 residentes de los cuales 792 eran latinos, 115 afroamericanos y 54 asiáticos, todos de bajos ingresos.

Hallazgos de la investigación 

La investigación concluyó que quienes viven a menos de 200 metros de los pozos manifiestan una reducción de respiración “de cerca de media taza (0.128 litros) de aire”.

Sin embargo, quienes viven “en los corredores de viento y más cerca de los pozos”, reportan una reducción equivalente a una taza y cuarto (0.296 litros) en su volumen de aire respirado.

“La extracción de petróleo y gas ocurre en vecindarios densamente poblados cerca de donde los residentes viven y van a la escuela. En esta investigación impulsada por la comunidad encontramos que vivir cerca de los sitios de petróleo está asociado con una disminución de la función pulmonar”, dijo Jill Johnston, profesora de Medicina Preventiva de la Escuela de Medicina Keck de USC para Los Ángeles Times.

De acuerdo a LA Times, los datos fueron recolectados entre enero del 2017 y agosto del 2019 entre los vecindarios cercanos a dos centros de perforación, uno inactivo en el sur de Los Ángeles y otro activo en el área de Jefferson Park.

mg

NOTAS MÁS VISTAS