“Nunca pensé ser millonario; heredé fortunas que yo no me he gastado”

Mauricio Fernández, el político, empresario y polémico coleccionista de arte que como ciudadano trata de mantener un ritmo de vida “normal” viviendo entre una cabeza de Tyranosaurio Rex y la espada de Hernán Cortés.

Foto: Roberto Alanís

Eduardo Mendieta

Afirma que jamás se propuso ser un millonetas, reconoce que no está interesado en volver a casarse, le gusta la cerveza inglesa Pale Ale, dice que es falso que le hayan quitado su visa por cuestiones de drogas, recuerda cómo el ex cónsul de Estados Unidos lo alertó de las intenciones de la delincuencia organizada para matarlo y afirma que la gubernatura ya no está en sus planes…

Se trata de Mauricio Fernández Garza, el político, empresario y polémico coleccionista de arte que como ciudadano trata de mantener un ritmo de vida “normal” viviendo entre una cabeza de Tyranosaurio Rex y la espada de Hernán Cortés. El tres veces alcalde sampetrino charló vía telefónica con MILENIO de sus aficiones, anhelos y aspiraciones.

¿Es usted un millonario buena onda o uno arrogante?

Nunca pensé ser millonario; heredé fortunas que yo no me he gastado.

Si un ciudadano que no lo conoce, le pregunta si es millonetas, ¿qué le respondería?

Que no hay problema de dinero, tengo una situación de mi ascendencia, fue gente económicamente muy acomodada o promotora. Isaac Garza, mi bisabuelo fue fundador de toda la industria de Monterrey: Fundidora, Femsa, Alfa, Vitro. Todos heredamos posiciones, soy accionista de Vitro, de Alfa y como cultura en la familia, heredamos el patrimonio, no lo gastamos. Yo no he vendido ni una acción de lo que me heredó mi madre, y mi madre no vendió ninguna acción de lo que heredó de su padre. Es una responsabilidad ante la sociedad y ante Dios tener ese privilegio.

Con sus hijos, ¿ha sido un papá amoroso, regañón o exigente?

Vi que cada hijo lo tenía que entender en su originalidad y personalidad, y con cada uno tengo una relación maravillosa: unos son rancheros; una hija mía vivió en Alemania; otra hija mía se la pasa fundamentalmente en Dallas, donde trabaja su marido. 

¿Qué bebida prefiere?, ¿cerveza, vino o tequila, o los tres?

Te diría cerveza y vino y de vez en cuando mezcalito, como que ya los tequilas los dejé de lado.

¿Cuál es su cerveza preferida?

En general, la cerveza Pale Ale. Es inglesa, la venden aquí en Monterrey. La otra artesanal, Lagunitas, que Heineken la hace en Estados Unidos.

¿Cuarta alcaldía o gubernatura de Nuevo León?

Ahorita no es momento de la decisión. Ahorita voy a darle al partido (PAN) la posición y opinión de los jóvenes, su percepción del municipio.

¿Y si le dieran a escoger?

Sin duda, la alcaldía. Yo la gubernatura no la tengo considerada.

¿Cómo lidió con situaciones como los atentados?

Tres personas que anunciaron que me iban a asesinar, los tres están muertos. Uno de ellos, El Negro Saldaña y luego dos policías que se fueron al lado de los malos. Lo de la bomba… me lo dijo el cónsul de Estados Unidos, ya sabes que aquellos tienen acceso a escuchar conversaciones. Se enteraron que estaban pidiendo permiso para matarme.

No querían que fuera alcalde. Dice una leyenda urbana que a usted y al gobernador Jaime Rodríguez ya no los dejan ingresar a Estados Unidos por cuestión de drogas.

Totalmente falso, yo tengo mi visa, voy a cada rato. Fui a Dallas con mi hija. No tiene nada que ver, tengo mi visa de 10 años, me la dieron hace cinco años, mi última visa.

NOTAS MÁS VISTAS